Maravillas entre nosotros…


ERDH_Blog_03Este fin de semana recién pasado tuve la oportunidad de compartir con VidaNueva los primeros 5 versículos de Gálatas capítulo 3. Para quienes conocen la dinámica de la predicación expositiva no les es raro entender el concepto de “una idea central” del texto, inspirada por el Espíritu Santo y escrita por el autor bíblico del pasaje en estudio… la idea central de este pasaje gira en torno a la responsabilidad que los creyentes tenemos de analizar y razonar la verdad de Dios para así sacar el máximo provecho de nuestra relación con Dios… en este caso con la cruz de Cristo, con el control del Espíritu Santo y con el carácter de Dios. Cada pedazo de información del texto está directamente conectado con esa idea central (de otra manera ¿por qué habría añadido el Espíritu Santo tal información?) y es nuestra tarea como seguidores del Rey -especialmente importante para quienes predicamos la Palabra a otros- que tal idea y sus apoyos textuales sean argumentados, explicados, ilustrados y aplicados de forma que el texto se vuelva claro a los ojos y oídos de los creyentes.

Sin embargo, este fin de semana anterior, una frase “se quedó en el tintero”. Te confieso que en la medida en la que iba de campus a campus y de culto a culto, cada vez que llegaba a esa frase “algo” me pidió que la ampliara. Pero, el tiempo era corto y decidí no entrar en detalles de la misma. ¿Cuál frase?… ¡Ah! que bueno que preguntaste!. La frase está al centro del versículo 5 que dice:

Aquel, pues, que os suministra el Espíritu, y hace maravillas entre vosotros, ¿lo hace por las obras de la ley, o por el oír con fe? 

El Padre “hace maravillas entre nosotros”. Literalmente, “él obra con mucho poder dentro y a nuestro derredor”. Interesante ¿no?. Este pasaje declara que Dios Padre está en constante acción -milagrosa, portentosa, sobrenatural, inexplicable- en nuestro interior y en nuestro derredor. Ahora… deténte por unos instantes y trata de contestarte a ti mismo la pregunta “¿Cómo es que Dios obra maravillas dentro de mí?” Estas maravillas no necesariamente son físicas o económicas -aunque a veces Dios las ejecuta a nuestro favor y por medio de su gracia.

Analízalo. Dios Padre es un Dios de poder. Él te ha dado a ti al Espíritu Santo como la garantía de que algún día serás completamente suyo… mientras tanto, no te ha dejado solo, no se ha olvidado de ti y -obviamente- confía en ti a plenitud al darte la oportunidad de tomar las decisiones al comprender esta doctrina.

Dios hace maravillas con su poder. Esta noche deseo para ti que tus ojos sean abiertos y que -sin exageraciones, falsificaciones, imitaciones, o simplemente desatenciones- recibamos en VidaNueva un verdaderamente “avivamiento” en la calidad de la comunicación con ellos. Dios quiere hacer una obra entre nosotros.

Y, lo que él comienza, bien acaba.

 

 

Nos vemos mañana.

 

2 pensamientos en “Maravillas entre nosotros…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s