Alegre… triste… alegre… ¡agradecido!


ERDH_Blog_03Alegre, triste, alegre… seguimos en Atlanta por esta noche aunque mañana temprano nos dirigiremos (por tierra) a nuestro último destino en este viaje (Nueva Orleans). En realidad, apenas hemos estado un poco más de 24 horas “efectivas” acá para ver a mi hermano Eduardo y su familia …me voy con la alegría inmensa de haberles visto (y reído, y comido, y conversado, y paseado con ellos) y con la tristeza de que solamente han sido 24 horas. Sinceramente, hubiera querido que fuera más tiempo… es que -por si no lo sabes- Eduardo es mi hermano mayor… “el hermano con el que crecí”, mi compañero de cuarto desde que nací y con quien me ata sin lugar a dudas el sentimiento fraterno más fuerte que un ser humano pueda tener. Al abrazarlo esta noche para despedirme no puedo negarte que sentí que un pedazo de mi corazón se me arrancaba y se quedaba con él. En el fondo del alma me hago la promesa a mí mismo que si Dios en su gracia me vuelve a dar la oportunidad de pasar por acá lo haré con un poco más de tranquilidad en el itinerario; no solo por estar con mi hermano sino porque, además, acá en Atlanta hay otros amigos y hermanos queridos en la fe con los que no tuve tiempo de conectar… así que en un sentido me siento un poquito en deuda conmigo mismo. Sin embargo, cada segundo de cada minuto de esta visita a la familia acá ha sido bueno… agradable, rebosante, refrescante y emocionante para mi alma. ¿Cómo no estar agradecido con Dios por una oportunidad así?

Como te dije, mañana saldremos para Nueva Orleans, el viaje es de un poco más de 8 horas en la carretera… los planes son llegar a tiempo para participar del servicio de Sábado por la noche de Celebration Church… el domingo en la mañana -para no perder la costumbre- estoy programado para predicar 3 veces en los dos campus de Woodland Park BC (Hammond, LA) y durante la semana predicaré al menos una vez más en otro de los campus. Además tengo un par de reuniones de ministerio que son importantes para MA020… será una semana de vacaciones y de ministerio combinadas. A mí me parece excelente… es decir… ¿Cómo no estar agradecido con Dios por una oportunidad así?

Espero contarte cómo nos fue en el viaje al llegar a Nueva Orleans…

 

Nos vemos mañana.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s