Sobre la inquietud de servir a Dios a tiempo completo… (II)


blog 2

Anoche te dije que aún tenía un par de pensamientos que expresar en referencia a la inquietud de muchos de servir a Dios a tiempo completo (otro término que en realidad no me parece exacto… uhhh… todos estamos a su servicio a tiempo completo, ¿no?) Entiendo que la idea de “tiempo completo” es un sinónimo de “dejar mi trabajo y mi profesión para dedicarme a hacer ministerio regular siendo sostenido por la iglesia” Puede que sean más de dos mis pensamientos, así que te los resumiré de la manera más escueta posible para mí:

  1. No tienes que estar a tiempo completo para servir a Dios. Eso fue lo que te compartí anoche. Por si no lo leíste y quisieras ponerte al día, solamente debes dar clic acá.
  2. Mantén claras en tu mente las prioridades y los propósitos de servir a Dios en la condición en la que estás. El ministerio es como una trompeta… si alguien no lo sopla (haciéndola sonar) simplemente no funciona. Lo que debes tener claro es que el ministerio necesita de alguien que entienda-apoye-desarrolle el crecimiento de otros desde los primeros momentos de la vida espiritual.
  3. Si Dios NO te llama a tiempo completo ni siquiera lo consideres. El llamado es esa convicción clara de que Dios te está indicando -de manera espiritual, pero con evidencias contundentes- que quiere que dejes tu mundo como es ahora y te incorpores al avance del reino siendo sostenido por una institución cristiana. Si él no te llama a entrar a tiempo completo, no vayas. Punto.
  4. Si quieres confirmar tu llamado (o el llamado que crees que tienes) observa estos parámetros simples: ¿llevo fruto? ¿sirvo de modelo? ¿estoy interesado en la gente o en los números?
  5. Si los pastores (o líderes, o jefes, o directores) “te llaman al ministerio” y decides aceptar, desde ya te digo que pasarás un mal rato en la posición ministerial que ocupes… lo mejor sería esperar la confirmación de Dios sobre tu llamamiento y luego podrás incorporarte “a tiempo completo” con toda seguridad. En buen salvadoreño: no seas metido.
  6. El llamado de Dios hace que dejes todo para servirle… y hace que cuando las cosas no funcionan reacciones correctamente y sigas adelante en el ministerio. Es que -aunque no lo creas- “el ministerio” es problemático y puede ser realmente complicado en lo que se refiere a la relación con otras personas y a la poca retribución terrenal por los sacrificios que hagas.
  7. Finalmente, si Dios no te llama, sírvelo de todas maneras.. Es posible que así (trabajando en tu profesión o en tu negocio) puedas servir más constantemente y más certeramente que estando en el famoso “a tiempo completo”. Por cierto, si no sirves cuando eres voluntario… no sirves para dejar de ser voluntario.

Te animo a que sirvamos al rey juntos.
No tiene necesariamente que ser a tiempo completo.

Nos vemos mañana.

Un pensamiento en “Sobre la inquietud de servir a Dios a tiempo completo… (II)

  1. Soy cristiano bueno he estado en la iglesia hace mucho tiempo y soy discapacitado camino con muletas hace cinco años. Tengo 42 años y hoy el pastor de jovenes me pregunto que si hepensado en sservir de tiempo completo. Llamado que El me ha hecho desde hace mucho y esto me llena de miedo. Oren por mi y quisiera escuchar más de ustedes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s