¿Crisis de valores o crisis de personas?


ERDH_Blog_04El_salvador_Selecta_t670x470 Nuestro amado El Salvador se ha visto recientemente sumido en uno de los peores escándalos sobre deshonestidad al ser descubierto un grupo de jugadores de fútbol de la selección mayor (La Selecta) vendiendo partidos a apostadores. En otras palabras, se dejaron ganar por dinero. Triste. Soy uno de los que ha pensado que tal deleznable fechoría (¡vender a su país!) es una muestra más de la crisis de valores que inunda el pensamiento salvadoreño -y yo me atrevería decir “latinoamericano”- y que satura cada área de la sociedad. El sentimiento generalizado de las últimas semanas ha sido una mezcla de desilusión-burla-indignación. La semana pasada, 14 jugadores (léase seleccionados nacionales) fueron penalizados con expulsión-de-por-vida de toda participación oficial en el fútbol. Lo más triste es que -aparentemente- sus equipos les pagaban bastante bien para nuestros estándares. En realidad, aún más triste es que más de alguno de ellos se confiesa creyente en Cristo.
Perdieron y se deshonraron… para siempre.
Son villanos.

SELECTA-DE-PLAYA-EN-MUNDIAL-DE-TAHITI-2013Esta noche, la selección salvadoreña de fútbol playa (la Selecta Playera) jugó su partido de octavos de final en el mundial de ese deporte en Tahití. Estos son chicos pescadores, humildes -en el sentido coloquial que se refiere a sus limitados recursos económicos-, que se esforzaron de manera impresionante derrotando a selecciones con mucha mayor tradición y recursos a lo largo del torneo precalificatorio y ahora en el mundial propiamente hablando. Hoy perdieron ante España. Pero perdieron con honor. Jugaron limpio. Aceptaron la derrota. Demostraron humildad de la verdadera.
Algunos de ellos se confiesan creyentes en Cristo.
Ellos perdieron, pero ganaron la honra y el respeto de toda una nación.
Son héroes.

¿Por qué a la Selecta Playera no le afectó la crisis de valores como a la Selección Mayor? Son salvadoreños tanto los unos como los otros. Los de Playa han sido ya varios años considerados como muy exitosos para nuestros estándares… ganaron un cuarto lugar en el mundo en el pasado mundial y, desde entonces, la gente les reconoce por donde quiera que van, les admiran, se toman fotos con ellos y les piden autógrafos. Sería “hasta lógico” desde el punto de vista humano que se envanecieran y “quisieran más”… como lo quisieron los de su contraparte en el fútbol mayor.
Pero no ha sido así.

La pregunta es entonces sociológica, moral, espiritual incluso si así lo deseas: ¿Por qué a la Selecta Playera no le afectó la crisis de valores como a la Selección Mayor? Para serte honesto, no tengo una respuesta conclusiva. Probablemente hay una multitud de elementos a tomar en cuenta… liderazgo, organización, familia, iglesias… sin embargo, no puedo evitar hacerme la pregunta: ¿Crisis de valores o crisis de personas? ¿No será que la expresión “crisis de valores” se ha vuelto una excusa ligera para minimizar el peso de la responsabilidad individual? Este día escuché en diferentes pláticas de consejería y en varias ocasiones la frase “es que como ahora así son las cosas” -refiriéndose a inmoralidad sexual, a poco compromiso e incluso a falta de afecto natural- explicando que por la falta de valores actuales era normal el comportamiento erróneo de algunos.

¿Crisis de valores o crisis de personas? No dudo que los valores están en crisis. Pero tampoco dudo de la capacidad de tomar decisiones que Dios nos ha dado. Si hay amaños -como en el fútbol mayor- se debe a decisiones conscientes de adultos responsables. Si hay infidelidad en una pareja es porque así lo deciden y no por que así son los tiempos. Si hay abandono de una madre a sus hijos no se debe “a los valores actuales” sino a sus decisiones individuales. Cuando tú y yo nos equivocamos o pecamos o nos rebelamos es porque lo decidimos así. Aplicando la realidad salvadoreña a nuestro contexto personal: Cada día decidimos si perdemos y somos villanos o si perdemos y somos héroes.
De todas maneras, ganar no lo es todo en la vida.
¿O sí?

¿Qué crees?

Nos vemos mañana.

Un pensamiento en “¿Crisis de valores o crisis de personas?

  1. creo que el querer tener màs,el no estar nunca conformes,con lo que tienen,personas asì,son las que al final lo que les interesa es seguir con un status que no les pertenece,creen que son de ese circulo y no se dan cuenta de su realidad,y si son capaces de venderse ellos mismos como no van a negar a CRISTO,hasta por unos papeles lo cambiarian,,pienso que es por decisiòn de ellos y no tienen dominio propio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s