Ya no hay apóstoles…


“Pablo, apóstol…” así inicia Gálatas, el libro que este fin de semana comenzamos a estudiar en VidaNueva. Desde cualquier ángulo este es un libro fascinante, que trata -con toda autoridad- de uno de los temas más importantes para un cristiano: su libertad en Cristo. Los principios que en él aprenderemos son trascendentales… ya lo dijo Warren Wiersbe claramente: “Gálatas es un libro peligroso”, su mensaje debe ser manejado con cuidado y entendido a cabalidad.

Por eso Gálatas inicia con las palabras “Pablo, apóstol…”; es que la fuente de lo que estudiaremos las próximas semanas no es humana. Si bien la carta contiene las palabras redactadas por Pablo, estas fueron escritas solo en su calidad de ser un apóstol. ¿Sabes? “apóstol” es un término en nuestros días ha venido a ser usado y abusado hasta la saciedad en muchas de las iglesias en el espectro cristiano. Y -como muchos otros términos que “se ponen de moda” en nuestro mundo- a nadie parece molestarle. Quizás una mejor forma de decirlo es que “apóstol” es un oficio usurpado por quienes ni entienden lo que significa ni tienen el derecho a tomarlo. Su significado bíblico es “un enviado como representante, un mensajero que porta una comisión, un delegado que actúa en sustitución de quien lo envió”. Obviamente, la clave de alguien así no está en sus habilidades o en sus buenas intenciones, sino en que realmente haya sido enviado por quien desea que le represente. “Apóstol” da la idea de un embajador, no tanto en el sentido de que vela por los intereses de su país sino de que es considerado como portador oficial de la posición de la nación enviadora. Los apóstoles tuvieron su función en el inicio histórico de la iglesia mientras la Palabra de Dios estaba siendo escritas, hablaban con la autoridad de la palabra bajo la guía del Espíritu Santo por causa de la comisión de Dios. Pero cuando la Biblia termino de escribirse, su función cesó por completo. Ahora, ya no hay apóstoles. Así es: Ya no hay apóstoles. Quienes así se autodenominan lo hacen -en el mejor de los casos- por ignorancia y, en el peor de los casos, por franca manipulación de una posición de autoridad que los pone “por encima de todos”… a veces, lamentablemente, pretenden que sea incluso encima de la Biblia.
Lo peor es que a nadie parece molestarle.

Gálatas es un libro que nos desafiará a hacer algunos ajustes drásticos en nuestra perspectiva de la vida cristiana. Los próximos días pondré por escrito algunos de los pensamientos que compartí este fin de semana a partir de la introducción que Pablo hizo en su carta a los Gálatas porque creo que te servirán a ti… bueno, en realidad creo que nos son beneficiosos a todos los creyentes.

Ya te contaré…

Nos vemos mañana.

2 pensamientos en “Ya no hay apóstoles…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s