Sobre ser líder y la capacidad de inspirar… II


Anoche te compartí algunos de mis pensamientos acerca de la importancia que tiene la capacidad de inspirar para aquellos que estamos en una posición de liderazgo en la vida, sin importar si tal posición es a causa de una función ministerial, de una oportunidad laboral o simplemente de una relación familiar natural (como la de un padre o un esposo). Si no leíste la entrada y quieres encontrarle un poco más sentido al post de esta noche, da clic acá. En mi post de anoche dejé algunas preguntas sin contestar, así que permíteme darles respuesta esta noche.

  1. ¿Qué debo hacer si “me han puesto” de líder pero sé que no soy inspirador? ¿Debo hacerme a un lado?
    Como te dije anoche, darme cuenta de mi propia limitación o incapacidad de inspirar a otros es (¡ouch!) poco menos que doloroso. Pero sucede… y yo diría que en el caso de las iglesias, sucede más a menudo que lo que queremos reconocer. Anoche definimos que la inspiración positiva no es más que la habilidad de “Infundir o hacer nacer en el ánimo o la mente afectos, ideas, designios”. Por cierto, si no ves a muchos “inspirados” entre los que está bajo tu cuidado, las probabilidades que sean un resultado directo a tu influencia (o falta de ella) en el liderazgo es muy posible. Acéptalo. Ese es el primer paso para llegar a ser inspirador. Pero, ¿debes hacerte a un lado?… no, la respuesta es un rotundo no… al menos no como la primera opción. Pero lo que sí debes hacer es iniciar un proceso de cambio personal.
  2. ¿Puedo crecer en mi capacidad de inspirar a otros? ¿Cómo lo logro?
    La respuestas es un resonante “sí”. En el caso de un líder cristiano, la capacidad de inspirar será siempre el reflejo de nuestra semejanza a Jesús el líder. Lo que he visto a través de los años es que la inspiración es producida por una combinación de las habilidades personales y el carácter de quien las posee. Un líder con el carácter ideal pero con habilidades limitadas no producirá muchos resultados. Un líder con grandes habilidades pero con un carácter alejado de Jesús resultará en un verdadero desastre. El primero inspira desconfianza, el segundo genera anticuerpos. Si no hay ninguna de las dos cosas… me pregunto “¿quien fue el insensato que lo puso de líder?” Si tengo que escoger las proporciones de la combinación de ambos elementos, me quedo con 10% de habilidad y 90% de carácter. Si quieres crecer en tu capacidad de inspirar, crece en tu carácter y desarrolla tus habilidades personales. Si no quieres hacer ninguna de las dos cosas, te sugiero fuertemente que entonces sí renuncies a tu posición de liderazgo.
  3. ¿Y qué, si soy el padre de la casa? … ¿o el jefe de la oficina?
    Si tu caso es que eres padre o esposo… entonces no tienes opción: Tienes que crecer. La incapacidad o la falta de carácter son terribles, pero eso no significa que sean insalvables. Crece. Punto. Si eres el jefe de la oficina… o si eres un pastor, creo que tu margen de error es muy escaso. Mi recomendación es que te decidas a crecer. En ambos casos es posible que necesites de alguien que te ayude… encuentra un líder que te inspire -aun si es “a la distancia”- y decídete a emprender los cambios que sean necesarios para llegar a ser el papá, el pastor o el jefe que el Rey quiere que seas.

Esta noche oro por ti, por mí, por los pastores, líderes y padres de VidaNueva que tenemos la tremenda responsabilidad de inspirar a otros. Veo cuánto me falta aun que avanzar en esta área… pero no lo veo imposible. Deseo para ti el valor para hacer los cambios que te vuelvan inspirador.
Sin esos cambios, tu ministerio siempre estará limitado al status quo actual.
Dios quiere algo mejor para ti. Te lo garantizo.

Te dejo el audio del día dos de El Reto de Hoy en la conversación sobre el mundo espiritual. Creo que te será de bendición a ti …y confío que puedes encontrar a alguien a quien le ayude y con quien debas compartirlo.

Nos vemos mañana.

Un pensamiento en “Sobre ser líder y la capacidad de inspirar… II

  1. Me llama la atención la pregunta 2, en la respuesta específicamente…”Un líder con grandes habilidades pero con un carácter alejado de Jesús resultará en un verdadero desastre” no quiero sonar raro con este comentario pero creo que hay muchos de estos… evidentemente son personas que están alejadas de Dios.
    El Domingo aprendimos algo Poderoso y es la clave para la vida Cristiana “El Morir es la Clave y Funciona” lo relaciono por que creo que el crecer es la opción que tenemos que tomar no hay otra opción; el hecho de alinear mi carácter con el de Jesús, es decir ser mas como Jesús, creo que publica mis habilidades en un nivel donde Dios las vera, donde Dios las puede utilizar, que es en lo Espiritual, y solo al tener este orden por así decirlo, puedo estar listo para inspirara otros. “Crece en tu carácter y desarrolla tus habilidades”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s