“No sólo voy a VidaNueva sino que soy de VidaNueva”


425222_10151621560141391_1992654951_nAlguien me lo dijo el otro día: “No sólo voy a VidaNueva sino que soy de VidaNueva”. Entiendo el sentir que expresó, entiendo que primero que todo le pertenecemos al Rey y estamos para exaltarlo y adorarlo a él… pero también comprendo que la iglesia es más que un lugar en el que aprendemos la Biblia o en el que nos encontramos con otros que son nuestros amigos. Como algo curioso, el mismo día por la noche un amado hermano me sugirió la expresión “soy de VidaNueva” como una manera de expresar nuestra identidad como miembros de nuestra Iglesia.
Si eres de VidaNueva, este fin de semana será especial: Celebraremos nuestro aniversario 22… pero habrá mucho más que eso.
Me gusta.

La Iglesia -ninguna iglesia- es un fin en sí… sino que fue diseñada por Dios para que desde el punto de vista humano fuera más bien un vehículo, el vehículo determinado por él para crecer en nuestro carácter como seguidores del Rey y para ser parte de la expansión del reino en las vidas de muchos otros. VidaNueva no es la excepción -aunque siempre he deseado que sea excepcional- y solamente tiene sentido cuando lo que hace sucede en relación al Rey y al reino. Por eso… hagamos que nuestro mundo conozca a Jesucristo.

Piénsalo. Hagamos que nuestro mundo conozca a Jesucristo son siete palabras que resumen la razón por la cuál los seguidores del Rey estamos en esta tierra pero que deja abierta la manera en la que lo haremos. El método no es la clave… estoy muy de acuerdo con lo que solía decir Leo Humphrey: “si mi manera de hacer que otros conozcan a Jesús no te gusta… ¡no hay problema! …pero dime: ¿cuál es la tuya?”. Hagamos que nuestro mundo conozca a Jesucristo es también el enunciado de visión de VidaNueva, el norte que mueve nuestro ministerio. Los métodos son variados, pero la causa es única: revelar a Jesús por medio de nuestras palabras, nuestros hechos y por medio de un carácter que personifique el espíritu de Jesús. De eso se trara la Iglesia.
En realidad, de eso se trata cualquier Iglesia.
O al menos, así debería de ser.

Este domingo 16 de junio, si eres de VidaNueva -asistas al campus que asistas, o al horario que sea- debes estar en Koinonía.
Como te dije el otro día: ¡Habrá fiesta!

Acá está ERDH de este día… escúchalo, plantea una de las maneras de hacer que nuestro mundo conozca a Jesucristo.

 

Nos vemos mañana.

Un pensamiento en ““No sólo voy a VidaNueva sino que soy de VidaNueva”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s