¡Fiesta!


Para mí hoy fue un día de fiesta… no hay una mejor manera de explicarlo. Como te dije anoche, fue un 9 de Junio de 1991 -hoy domingo hace exactamente 22 años- que VidaNueva se organizó formalmente como iglesia. Si bien los recuerdos de ese día está relativamente frescos, debo decir que de alguna manera han sido opacados por todo lo que Dios ha hecho entre nosotros a partir de aquel 9 de Junio. El Rey ha sido bueno con nosotros.
Eso es -precisamente- lo que causa que haya fiesta en mi corazón hoy.

 

Honestamente hablando, no habría manera de poder contener en un simple post -ni siquiera en un libro completo- la peculiar mezcla de agradecimiento-asombro-alivio que la obra de Dios ha causado en mi corazón todos estos años. Me confieso un simple espectador en el viaje en el que todo lo bueno ha pasado y reconozco que las veces que he pretendido “meter las manos” en la dirección de Dios para su Iglesia he causado uno que otro desastre. Lo bueno de VidaNueva viene de él… por eso esta iglesia es de él y debe ser para él. Ni más ni menos. Es decir… la composición de VidaNueva -los líderes que él ha traído y formado entre nosotros-, el empuje de la congregación, la cantidad de oportunidades que nos ha dado, la gracia con la que nos ha tratado en tantas áreas (financiera, ministerial, material, espiritual)… la cantidad de vidas tocadas en estos 22 años por parte del Rey… todo es abrumador. Todo ha sido por gracia, nada por méritos… pienso esta noche que con el mucho trabajo de muchos en muchas áreas se ha logrado al menos un poco de gloria para el Rey. Piénsalo. De eso se trata VidaNueva: existimos para glorificar a Dios siendo canales para expandir el reino y transformar vidas. Punto.

 

Esta semana la fiesta sucederá. El Viernes tendremos una noche especial de adoración -en Lourdes y en Miralvalle- en la que finalmente tendremos el tiempo suficiente para conectar con Dios. El Domingo la fiesta se trasladará al Crowne Plaza y tendremos una reunión de Koinonía (con pastel, globos y los demás elementos propios de una fiesta). Será bueno.
No faltes.

Yo, por mi parte, espero “estar allí” (y no sólo me refiero a estar en la celebración del próximo domingo)… esperando que los planes del Rey para esta amada Iglesia continúen adelante. Estoy seguro que -aun con toda la planificación, organización y estrategia posible- no somos capaces hoy de ver con certeza lo que Dios hará en los próximos años. Pero, eso no me preocupa ni un ápice: Tampoco fuimos capaces hace 22 años y lo que Dios ha hecho resultó ser muy bueno.
Ya espero con ansias lo porvenir.
Mientras tanto: ¡Fiesta!
Me gusta.

 

 

Nos vemos mañana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s