Sobre un corazón sencillo…


Una serie de factores se combinan esta noche en mi mente y me llevan a una misma conclusión: un corazón sencillo es una de las mejores posesiones de un ser humano en esta tierra; por el contrario, un corazón complejo es uno de los lastres más fenomenales en el desarrollo de cualquier ser humano… especialmente en un seguidor del Rey.
Te cuento.

Hechos 2:46 describe el inicio de la comunión cristiana -de la Iglesia, si quieres ser más técnico- con las siguientes palabras:

Y perseverando unánimes cada día en el templo, y partiendo el pan en las casas, comían juntos con alegría y sencillez de corazón,

Piénsalo. Estos primeros cristianos adoraban en el templo judío (donde probablemente no eran bien vistos) y comían en sus casas con una misma actitud: alegría y sencillez de corazón. Ambos términos son muy interesantes. La alegría propia de un creyente no es algo que necesite de mucha explicación ni es un concepto que sea completamente extraño en nuestras mentes. Valga únicamente la aclaración que acá se usa el vocablo AGALLIASIS que literalmente quiere decir una alegría extrema y no un estado de ánimo semi-relajado. Como te he dicho antes, estos cristianos sabían alegrarse “en serio” y la pasaban muy bien entre sí. Sin embargo, el otro concepto …el de un corazón sencillo (o “sencillez de corazón” como se ocupa en el texto) es algo un poquito más difuso en la mente de la mayor parte de creyentes.
¿Qué significa verdaderamente?

APHELOTES -el vocablo acá usado únicamente acá- nos da la idea de un corazón sincero, sin dobleces… que es “tal como parece que es”. No denota simplemente la ausencia de hipocresía sino que encierra una transparencia diáfana que permite echar un vistazo dentro y chequear del corazón que todo ande bien. Antes que me lo digas …yo entiendo que el corazón es engañoso y perverso más que todas las cosas… yo sé que los seres humanos somos complicados, se que no somos perfectos y que todos tenemos áreas complejas… pero también he visto a unos pocos debajo del sol que de manera espontánea, relajada y alegre disfrutan de sus vidas y tienen como subproducto que quienes están a su alrededor también disfruten de las suyas propias. Estos pocos alimentan mi fe que -aunque el corazón sea engañoso y perverso- tal declaración no implica que yo no pueda procurar un corazón más simple… menos complicado. Es que un corazón sencillo no se complica… no se detiene en los detalles sórdidos que nos hacen tan beligerantes y tan conflictivos. Un corazón sencillo no tiene un agenda escondida, un propósito oculto… no busca una relación por la ganancia personal, no tiene celos constantes ni resentimientos súper arraigados en el alma.

Conozco pastores y ministros con el corazón sencillo …y conozco a algunos con corazones muy complejos. Conozco seguidores del Rey que han decidido vivir con simpleza y sé de algunos que parecieran que sus pensamientos, su alma y su corazón formaran una complicada maraña de túneles dentro del laberinto de las emociones, de las relaciones y de la manipulación. Los primeros son una bendición, los segundos son una perversión del propósito de Dios para nosotros.

Una de las preguntas que me habría encantado hacerte es “¿Tienes tú un corazón sencillo”? pero mucho me temo que si no es así -o sea, si tu corazón es complejo- muy probablemente se las ha arreglado para engañarte a ti mismo y justificar cada una de sus inmadureces e imperfecciones. El nivel de conflicto es un buen indicador de la complejidad del corazón. Te propongo que el nivel de conflicto es inversamente proporcional a la sencillez de tu corazón; en otras palabras, entre más sencillo el corazón menos los conflictos …y entre menos sencillo el corazón más conflictos habrá. Por eso mismo: un corazón sencillo es una de las mejores posesiones de un ser humano en esta tierra.

Cultivemos un corazón sencillo. Pidámoslo a Dios. Asociémonos con quienes ya lo tienen y aprendamos de ellos. Aborrezcamos la manipulación y el conflicto. Y entonces, disfrutemos de los beneficios de un corazón simple.
Allí te dejo la inquietud.

 

 

Nos vemos mañana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s