El problema de los jefes que creen no tener Jefe…


Anoche, basado en Colosenses 3:22, compartí contigo algunos de mis pensamientos en cuanto al problema de servir al ojo (puedes dar clic acá y leerlos). Básicamente se trata de aquellos que “trabajan para quedar bien con los jefes, y lo hacen sólo cuando los estén mirando”; es, por supuesto, un problema de desobediencia. Esta noche quisiera externar la contraparte que la Biblia nos da… la advertencia que hace a quienes son jefes sobre la forma en que deben desempeñar el rol que Dios les ha dado. En Colosenses 4:1 la Biblia dice:

Amos, haced lo que es justo y recto con vuestros siervos, sabiendo que también vosotros tenéis un Amo en los cielos. 

He aquí mis pensamientos:

  1. El texto está dirigido a los “amos”. El término (KURIOS) en el NT era usado para denominar a “los dueños” o los jefes superiores. No debemos confundirlos con los mayordomos (OIKONOMOS) que, aunque eran jefes sobre otros empleados, no eran “los señores de la casa”. Los “amos” no tenían sobre ellos ninguna autoridad operativa aparente. Ahora, este texto tendría más aplicación al dueño de una empresa que a uno de sus empleados -incluyendo a otros jefes-… digamos que los “amos” no eran “despedibles”. La mayor parte de jefes sí lo son… algo que harían bien los jefes en recordar.
  2. El texto instruye a esos amos a “hacer lo que es justo y recto” con sus siervos. Los dos términos acá implican reglas correctas (DIKAIOS) para todos los que están bajo autoridad y una manera equitativa (ISOTES) de administrarlas. Una paráfrasis lee esa frase diciendo que “los que tienen esclavos deben ser amos justos y tratar bien a sus esclavos.”
  3. El texto insta a esos amos a recordar que sobre ellos sí hay una autoridad… y que es plenamente operativa. Si te gustan los detalles notarás que el Amo de los amos está escrito con una mayúscula… es evidente que se trata de Dios mismo. Dios puede “despedir” (quitar, remover, confiscar, expropiar, destituir, suspender, o deponer) a cualquiera que cree que no tiene jefe. En otras palabras, los jefes (con minúscula) que no recuerdan que tienen un Jefe (con mayúscula) se arriesgan a ser despedidos permanentemente de su posición. Punto.

Si anoche dije que los cristianos no deberíamos ser el tipo de empleado que sólo trabajan para el ojo, hoy te digo que los cristianos no debemos ser el tipo de jefes que se olvidan que hay un Ojo pendiente de ellos todo el tiempo. Si eres un jefe intermedio… recuerda que en realidad no eres el jefe, sino que también eres un empleado. Si eres el dueño -o el jefe máximo- de tu lugar de trabajo se justo y recto… se correcto y trata bien a quienes tienes de empleados. Esto aplica con mayor fuerza y relevancia en aquellos que nos llamamos creyentes. Recuerda que la esclavitud está abolida en nuestra región del mundo desde hace muchos años… y que si insistes en ser un mal jefe corres el riesgo de ser llamado al orden por parte de tu Jefe.
Él es el Dueño… tú sólo crees que eres el dueño.
Allí te dejo la inquietud.

También te dejo la conversación de El Reto de Hoy de esta mañana. Seguimos hablando de profecía con Steve Kern… te recomiendo fuertemente que escuches el audio, y que lo compartas con otros. ¿Quien sabe?… podrías concluir que debes hacer algunos ajustes mayúsculos a tu vida.

Nos vemos mañana.

Un pensamiento en “El problema de los jefes que creen no tener Jefe…

  1. Es una bendicion julio el escuchar laradio leer tus blog,es una tremenda bendicion para mi Vida desde aqui en Washington DC cada dia aprendo mucho, Dios bendiga el programa radial

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s