Cambio de velocidades… (descanso exegético)


Desde inicio de año -prácticamente- en VidaNueva hemos estado haciendo un estudio en el Libro de Esdras y hemos disfrutado aprendiendo sobre todo lo relacionado con la restauración de la casa de Dios por conducto de Zorobabel y el equipo que él condujo desde Persia hasta Jerusalén hace más de 25 siglos. Si bien “de primas a primeras” el tema puede sonar como algo árido y quien no este familiarizado con los detalles aun podría pensar que es aburrido, la mera verdad es que no hay nada aburrido en la Biblia… sólo hay predicadores aburridos que la predican… o creyentes aburridos que la leen.  Hasta este momento hemos estudiado apenas los primeros 6 capítulos del libro y puedo asegurarte que cada versículo ha sido interesante… incluyendo la larguísima lista de nombres en el capítulo 2. Esdras es un libro fascinante… y para eso que hasta este momento Esdras (el personaje) todavía no ha hecho su aparición en la escena.
Ahora, como decimos los latinoamericanos, ahora viene lo bueno.

Pero antes de proseguir para estudiar la tremenda restauración moral de la nación -y aprender algunas lecciones fenomenales para nosotros- haremos un receso y “cambiaremos velocidades” por unas semanas… llámale “descanso exegético”, “receso estratégico”, “time out” o “una nueva aventura en la Palabra”. Estoy persuadido de que es sano para todos, cuando estudiamos libros que son demasiado largos, dejar algunas ventanas intermedias que nos permitan considerar otros ángulos de la revelación divina y alimentarnos de una manera un tanto más variada de manera que nuestra alma “no se aburra” y caigamos en el error de decir -como los inmaduros Israelitas en el desierto- que “…ahora nuestra alma se seca; pues nada sino este maná ven nuestros ojos.”
Es hora de cambiar de maná.
O de recogerlo de otra manera en la misma Biblia.

A partir de este domingo dejaremos Esdras de lado por unas semanas e incursionaremos en algo totalmente nuevo… un estudio que por años he deseado hacer y que -hasta este momento- no había tenido la oportunidad para realizarlo. Mi alma está emocionada. Mi corazón late más rápido. Creo que esta será una de esas series “breves” en las que aprenderemos a conocer mejor a nuestro Rey y estaremos más enamorados de él entendiendo las implicaciones prácticas de la relación que nos une a él.
¿Quieres saber de qué se trata?
Mañana te cuento.

Por el momento, te dejo el audio de El Reto de Hoy de esta mañana.
Escúchalo, descárgalo, ponlo en práctica y compártelo.

Nos vemos mañana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s