La verdad tras la batalla…


Piensa en la realidad de las siguientes frases: La vida espiritual es una batalla… los creyentes tenemos como enemigos a Satanás, el mundo y la carne… debemos tomar la armadura de Dios para resistir el día malo… el adversario ruge como león… somos soldados de Dios. Todas son ciertas, todas tienen implicaciones personales tremendas, pero hay una realidad detrás de la batalla del cristiano: el objetivo no somos nosotros, sino que es la obra de Dios o mejor dicho, Dios mismo. Piénsalo. Tú y yo somos peones en un juego de ajedrez en el que las fuerzas del mal están empeñadas en detener el avance del reino porque quieren detener al Rey.
¡Detengan al creyente!
¡Detengan la obra de Dios!
¡Detengan a Dios!

Mañana por la mañana (y tarde) estudiaremos la primera parte de Esdras 4  y descubriremos una de las verdades más pasadas por alto entre los creyentes. A menudo nos sentimos como que si el ataque del diablo y sus huestes es algo personal… cuando más bien es por causa de que somos peones en un conflicto cósmico más grande que el que podamos imaginar. Los enemigos de la obra quieren parar la obra. Cuando Satanás te tienta y te hace “caer” en tu pecado favorito, su fin último es detener la obra de Dios. Cuando el mundo te enseña a tomar decisiones transformando tu mente a la semejanza de los valores y conceptos del mundo, el fin último es detener la obra de Dios. Para los enemigos de Dios, la obra debe ser detenida a toda costa. Para quienes somos parte del cuerpo, la obra debe (o al menos, debería) ser edificada a costa de cualquier sacrificio. Por eso -como aprenderemos mañana- “no nos conviene” juntarnos con quienes no tienen nuestros mismos valores y debemos estar alerta ante las armas de intimidación, frustración, temor y acusaciones tan propios del espíritu que se opone al Rey.
La verdad tras la batalla es que Dios es quien importa.
No lo pasemos por alto.

¿Estás edificando?

Nos vemos mañana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s