Oposición…


Si estamos haciendo “algo” para Dios -lo que sea- y lo estamos haciendo con el corazón correcto y la actitud debida, todos (me refiero a todos, todos, todos) sin excepción nos encontraremos con la realidad de la oposición más temprano que tarde; la manera cómo la enfrentemos determinará si la obra sigue o no. Punto.
Piénsalo. La experiencia con la oposición es parte de la vida cristiana.
Ni más, ni menos.

Mis pensamientos están centrados esta noche en el pasaje que enseñaré este fin de semana en todos los campus de VidaNueva (Esdras 4), y en cómo este nos presenta uno de los dilemas más grandes de la vida real en asuntos de fe. Este es el pasaje en el que los enemigos de Judá y Benjamín (léase “los enemigos de Israel”) se empeñan en hacer que la obra de Dios cese y emplean cada artimaña bajo su control para lograrlo: manipulación y mentira, intimidación, temor, soborno, acusaciones (difamación), medias verdades; estos singulares personajes atemorizan al pueblo -no a los líderes- y sobornan a los consejeros -no al pueblo- para detener el avance de la casa de Dios en Jerusalén.
¿Qué se debe hacer?

La forma como respondieron los líderes fue más que interesante e e iluminadora. No es mi propósito contarte hoy todo lo que estudiaremos, pero baste decir que el resultado de los ataques del enemigo a veces triunfa, o al menos así parece hacerlo. El mal puede -según los breves destellos que nos muestra Esdras- causar daño hasta el punto de lo casi irreparable. Por eso, no te sorprendas si en algún momento “las cosas salen mal” a pesar de “estar haciendo todo bien”
Es que la oposición proviene de un enemigo cuyo corazón está torcido

¿Cómo manejas la oposición a tu fe? ¿Qué haces cuando alguien te trata de intimidar? ¿Tomarías soborno para detener el avance del reino en tu vida? ¿Cómo reaccionas ante las difamaciones y las medias verdades?

La oposición es terrible, por eso mismo, todos los cristianos debemos estar dispuestos a luchar con ella.

Allí te dejo la inquietud.

 

 

Nos vemos mañana.

Un pensamiento en “Oposición…

  1. OPOSICION: Me esfuerzo en manejarla con la dirección de Dios a través de su palabra( La biblia ), pero muchas veces, leo, medito lo vuelvo a leer, me da vueltas en mi cabeza y mis pensamientos se desvían a distractores que son parte de mi oposición…Pero OJO! sigo adelante con lo que tengo que hacer para el reino. Que buena Reflexión Julio! Primero Dios lo oigo el domingo!!! Bendiciones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s