Salmos 27:13-14


Estos son dos de los versículos más amados por los seguidores del Rey… pero a menudo son  pasados por alto en los momentos de dificultad. Esta noche, Chief -David Guadrón- mencionó el texto al estar llevándonos por un estudio en Salmos 119 (buenísimo mensaje, por cierto). El pasaje dice:

Hubiera yo desmayado, si no creyese que veré la bondad de Jehová en la tierra de los vivientes.
Aguarda a Jehová;
Esfuérzate, y aliéntese tu corazón;
S
í, espera a Jehová.

Esta noche lo leo y pienso en el significado que tiene …para mí, y para algunos de aquellos que amo, aquellos que cuido o aquellos que enseño. Y espero que llegue a tener el mismo significado para ti que estás pasando por un tiempo de dificultad extrema. La idea de David al escribirlo -y del Espíritu Santo al inspirarlo- es simple: “Si no estuviera persuadido de que Dios vendrá a mi rescate acá -en esta vida- hace tiempo que me hubiera dado por vencido” Acto seguido y concluye para quien le lee: “Ten paciencia y llénate de fuerza… hay que esperar a Dios porque él llegará”.
Tremendas palabras.

Sí… Dios nos llevará al cielo. Nos dará una eternidad con él… calle de oro, mar de cristal. Pero la esperanza del creyente no solamente es el cielo… sino que nuestro Dios también opera acá donde vivimos, en nuestra realidad, en las circunstancias complejas de la vida sobre la tierra… en “la tierra de los vivientes”. Yo lo he visto infinidad de veces intervenir en mi vida, en la de mi familia, en la de la iglesia… a veces parece que él no llegará (o no llegará a tiempo) pero él nunca llega tarde. Por eso, no pierdas la esperanza. No te des por vencido y no pierdas la fe. Como David lo dijo… “no desmayes”.

Esta noche deseo para ti la paz de la fe. La que te permite confiar en el carácter de Dios y en su constante intervención en la tierra de los vivientes. Te animo a que -estés pasando por lo que estés pasando- imites la confianza del rey David y confíes en la bondad del Rey Jesús. Si te parece que ya no tienes fuerzas… alimenta tu corazón de la esperanza única que tenemos en un Dios bueno y poderoso que nos ama siempre.
Recuerda, Dios es bueno todo el tiempo.
Aliéntese tu corazón.

Nos vemos mañana.

Un pensamiento en “Salmos 27:13-14

  1. Que rico leer este blog, y el corazón de Dios hablándome en este instante meditar y leer, leer, leer, este blog…Me dije Anabell! Aliéntese tu corazón, esto ya pasara…Mi fe debe ser incrementada. Bendiciones Julio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s