Oración: ¿Mi voluntad o Su voluntad?


Hace unas horas tuvimos un tiempo breve de oración en familia por un pliego específico de peticiones que sentimos debíamos presentarle al Rey. Para serte honesto, esto es algo que no solemos hacer muy a menudo, en parte porque Patty y yo siempre hemos intentado que la vida espiritual de nuestros hijos no dependa de la familia …digamos que preferimos que la familia dependa de la vida espiritual de quienes la integramos.

¿Cómo pedir? Sabemos que nuestras inquietudes estaban correctamente alineadas con los principios que la Biblia nos presenta… así que este -como los casos de muchas personas- no era una cuestión de orar por lo que no es debido… sin embargo, antes de orar nos pusimos de acuerdo de que Dios podía concedernos lo que queríamos o podía él querer algo más y no darnos nuestras peticiones.
¿Cómo pedir entonces?

Estoy seguro que te he escrito sobre esto antes; pero esta noche “me repito” porque orar por nuestros deseos/inquietudes/necesidades es un tema que nunca pasará de moda. Quizás tú mismo te has visto en la misma disyuntiva: si le pido a Dios lo que deseo y él “no me lo da” ¿significa esto que Dios no contesta mis oraciones? ¿Es la oración realmente “la fuerza que mueve la mano que mece al mundo”? ¿Podemos “convencer” a Dios de que nos de lo que queremos? ¿Y qué si lo que queremos no nos conviene… o no le conviene al reino?

La respuesta (y la práctica) que he vivido durante muchos años es simple.

  1. Le oramos a Dios pidiendo que se haga su voluntad sobre un asunto específico (sin reservas… creemos que lo que él desea siempre me será más conveniente que lo que yo deseo)
  2. Le presentamos nuestros deseos de manera clara y con la disposición a que él haga con tales peticiones lo que mejor le parezca.
  3. Nos regocijamos cuando Dios contesta de acuerdo al punto 1 de esta lista y no de acuerdo al punto 2. No rezongamos, cuestionamos ni nos molestamos por la respuesta que él de. Punto.

Estoy persuadido que orar es un acto diseñado para ofrecer nuestra sumisión al Rey y no una actividad diseñada para solicitarle suministros. Ni más, ni menos. Y tú… ¿cómo oras? Honestamente hablando: ¿pides que Dios te cumpla tus deseos/exigencias o que concrete sus deseos en ti?
Cuéntame… quizás todos aprendamos de tu vida espiritual.

Allí te dejo la inquietud.

 

 

Nos vemos mañana.

 

3 pensamientos en “Oración: ¿Mi voluntad o Su voluntad?

  1. YO oro con agenda por las necesidades de muchos, primero lo alabo, agradezco y confieso mis pecados del día…Luego tomo una porción de la biblia y suplico si es su voluntad que se cumpla, pero esto es cuando tengo mi tiempo a solas…Ahora cuando oramos con Miguelito, pedimos de su dirección, de su consejo, sabiduría y que nos incremente la fe, ya que son muchas situaciones las que manejamos con otros, por otros y para otros…(CDV) y mas…para nosotros fortaleza y obediencia a su palabra, y que nuestra fe no desfallezca…Este es nuestro estilo de oración!

  2. Un punto que merece toda una serie de enseñanzas y se que tu, si no las has dado, las darás en su tiempo, espero poder aprender de ellas por medio de tu tan especial predicación expositiva.
    Personalmente estoy convencido que Dios no es el santa claus que muchos piensan, el es ni mas ni menos que el Rey y Señor. La vida, los sueños, anhelos y metas dependen exclusivamente de su voluntad y nuestras oraciones deben ceñirse a ella. Espero con ansias esas predicas.
    Salúdame a todo el grupo de hombres de verdad, diles que los hábitos de Jesús los sigo estudiando aun a la distancia, el habito de ayunar toca este mes, si no me equivoco, así que tal vez tendrán que prescindir del desayuno en la reunión.
    Que Dios te bendiga y gracias por tus enseñanzas.

  3. Realmente Hermano Julio, ami lo que mas me cuesta es orar, a veces pienso que soy muy repetitiva con algunas palabras y pienso que el Señor piensa…ya viene esta hija con lo mismo, sin embargo he visto sus respuestas algunas peticiones que yo le hago, sobre todo cuando le pido su dirección para tomar una decisión. Hermano creo que orar es algo que debe salir de nuestra relación con Cristo y todo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s