No pases Esdras 3:1-7 por alto…


El fin de semana pasado -desde el Viernes hasta el Domingo- mi mente y mi corazón estuvieron concentrados en compartir el pasaje de Esdras que nos tocaba estudiar (Esdras 3:1-7) y que titulé “Cómo Comenzar de Nuevo”. Creo que te lo dije antes… este es un trozo que contiene un principio tan simple que puede ser fácilmente pasado por alto …un principio tan profundo que me temo que es comúnmente pasado por alto …y un principio tan desafiante que creo que los creyentes hemos escogido pasarlo por alto. Esta noche estoy aún rumiando lo que Dios me enseñó y que traté -en la mejor de mis capacidades- compartir de forma clara en los cuatro campus.
Te cuento.

  1. El principio simple es que nada pasa hasta que tú decidas que pase.
    En el versículo 1 de Esdras 3 encontramos a todo el pueblo ya instalado en sus ciudades; sin embargo, en un arranque contrario a la naturaleza humana, los 42,000+ judíos decidieron no acomodarse y volvieron a Jerusalén “como un solo hombre” para cumplir la tarea de restaurar la casa de Dios. Pudieron quedarse cómodamente en casa. Tenían razones históricas para justificarse con excusas… pero no lo hicieron. De su renuncia la comodidad debemos aprender nosotros, a los que “han alcanzado los fines de los tiempos”. El principio sigue siendo el mismo: si te acomodas, las cosas de Dios dejan de suceder. ¡Ay, cuanto me temo que yo mismo soy culpable de procrastinar repetidamente posponiendo mis decisiones espirituales más importantes!
  2. El principio profundo es que nada pasa aparte de Cristo.
    Al regresar a Jerusalén los versículos 2 al 6 nos muestran cómo ellos decidieron -antes que cualquier otra cosa- poner el altar sobre su base y restaurar el sistema de sacrificios. Si lees el trozo encontrarás que hubo holocaustos de corderos… holocaustos contínuos y, además, la celebración de la fiesta de los tabernáculos. Estos cuatro elementos prefiguran a Cristo. Cristo es la base o el fundamento (nadie puede poner otro ¿no?), Cristo en la cruz es el altar (el punto de contacto entre Dios y los hombres), Cristo es el holocausto (que se ofreció a sí mismo por completo), por eso el sacrificio de Cristo debe estar continuamente en nuestras mentes (como lo estaban los dos corderos que eran sacrificados a diario como holocausto continuo en el altar, uno en la mañana y otro en la noche) y Cristo -prefigurado en los 199 holocaustos extras que sucedían en esa fecha- es el centro de la fiesta de los tabernáculos. Cristo lo es todo. Es lo primero que debe ponerse y lo único que no debe abandonarse. Al estar pensando en Cristo me dolió el corazón porque no siempre es algo continuo en mi vida como la tipología acá nos lo recuerda. ¡Ay… cuando Cristo deja de estar en nuestras mentes -mañana y tarde de cada día- abandonamos el centro del cristianismo! ¿Cuándo fue la última vez que pensaste en Cristo y su sacrificio? Si ha pasado mucho tiempo, es posible que a estas alturas estés tratando de ofrecerle tu vida a Dios separado del Cristo de la cruz… y tal sacrificio no funciona. Con todo respeto, el único sacrificio que Dios acepta es el de su hijo… no podías poner un gato en el altar en vez de un cordero. Cuando “ya no vivo yo, mas Cristo vive en mí” es una realidad, mi vida (en realidad la vida de Cristo en mí) puede ser ofrecida como sacrificio vivo; intentarlo de otra manera es imposible.
  3. El principio descuidado es que de nada sirve que decidas que algo pase y que te apropies de Cristo si no terminas lo que comenzaste, y lo terminas con la mayor calidad posible.
    En los versículos 6 y 7 del Capítulo 3 los judíos se dan cuenta que “aún no han comenzado” aquello a lo que vinieron: la construcción de la casa de Dios. Mandan a comprar de lejos la mejor madera …Cedros de Líbano y no escatiman en el costo de la misma. ¿Sabes?, Cristo nos salvó para que construyamos su casa… y debemos hacerla de la mejor calidad posible. No me refiero a un templo ostentoso …me refiero a “la casa de Dios, que es la iglesia del Dios viviente”. Hablo de construirla con gente …con árboles que son como los Cedros en el Líbano (¿recuerdas Salmos 92:12? …El justo florecerá como la palmera; crecerá como cedro en el Líbano). La casa de Dios no puede ser construida con cualquier madera …eso es mediocridad espiritual del peor tipo. No tengo el espacio acá (y en realidad no tuve el tiempo al enseñarlo) de comprobarte que este pasaje nos muestra como debemos mandar a traer árboles (¡que la Biblia dice que son hombres!) a cualquier costo -un cuadro del evangelismo- y edificar con ellos la casa de Dios… pero con la mejor calidad posible, con la calidad de hombres y mujeres que viven al vida de un justo (¡discipulado!). ¡Ay… cuanto me temo que las iglesias de hoy aceptamos la mediocridad de conformarnos con cualquier madera y toleramos (y hasta celebramos) los más bajos estándares de calidad espiritual! Decidir que algo pase, apropiarnos de Cristo para que suceda no debe nunca desembocar en un cristianismo mediocre. ¿Estamos permitiendo que suceda? ¿Estás tú permitiendo que suceda?

Esta noche te dejo la misma inquietud que me ha acompañado todos estos días: Entender estos principios y “seguir como si nada” pasándolos por alto sería terrible.
¿No crees?

Nos vemos mañana.

3 pensamientos en “No pases Esdras 3:1-7 por alto…

  1. Esta enseñanza, fue fuertísima en lo personal toco muy profundamente mi corazón, y al salir de la iglesia con mi corazón conmovido, me di cuenta que no estoy siendo chirivisco o TAMO…Agradecí a Dios por no estar en esa comodidad de no querer sacrificar de la manera correcta y suplique a Dios ser como ese árbol plantado junto a las corrientes…Y llevar muchos árboles orando por ellos…Me cargan las almas de personas a mi alrededor…que viven en idolatría y religiosidad, sin disfrutar de esto que es duro pero verdadero! Suplique a Dios tener mis raíces profundas! Esta conferencia me sacudió!

  2. Que Dios lo bendiga grandemente Julio por ese estudio tan minucioso, si la mayoria de pastores tuvieran esa dedicacion y amor para enseñar profundamente la Palabra de Dios, las iglesias fueran diferentes. Cuantas verdades explicadas de forma sencilla!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s