Lecciones en el hospital…


Hoy hice una larga visita al hospital… no de las que suelo hacer como pastor, sino que una por razones un tanto más personales. La lección que aprendí de ella es que Dios es creativo para moldearnos. Punto. Créeme, eso fue lo que pensé hoy al entrar la noche, mientras sobaba mi reaparecido espolón aquíleo (ouch!) en la sala de espera del laboratorio de Rayos X en el hospital… lo curioso del caso es que no estaba allí para hacer una radiografía a mi pie sino que me encontraba aguardando a que mi padre saliera de una serie de exámenes radiológicos porque unas horas antes sufrió una estrepitosa caída. Mientras tanto, Patty estaba en el mismo hospital ingresando a Natalia para una cirugía de emergencia por causa de su apéndice…  todo esto en un día en el que me desperté pensando que el virus que me atrapó las últimas 48 horas ya casi había salido de mi sistema. Para serte honesto, un rato después, mientras nos encontrábamos todos en la sala de emergencias (abuelos, tíos y tías, padres, hijos) cojeando, quebrados, doloridos, acalenturados… hubo un rato que todo era tan caótico que casi parecía humorístico.
Como te dije, Dios es creativo para moldearnos.
Y la salud es uno de los lienzos en los que mejor despliega su creatividad.

Es ya entrada la madrugada y estoy de vuelta en casa. Los resultados de las radiografías de mi padre reflejaron que se fracturó severamente el radio del brazo derecho casi al nivel de la muñeca… a causa de su condición de salud es imposible operarlo, así que le pusieron una escayola y lo han puesto a reposar durante unas semanas. En lo que se refiere a Natalia, hasta hace un rato la familia entera (y algunos de los amigos que son como familia) se encontraba apiñada en otra sala de espera del mismo hospital, pendiente de su salida del quirófano… a Dios gracias, todo salió bien, y Patty y ella se encuentran pasando la noche en el hospital. Muchos nos han hecho llegar su apoyo en oración por medio de las redes sociales (¡que gran herramienta para mantenerse en contacto!), y sólo puedo confirmar lo reconfortante que ha resultado para nosotros tanto amor aun desde lejos. Espero que mañana el proceso de salida de Natalia del hospital y sus semanas de recuperación continúen sin novedad. Como se que Dios es creativo para moldearnos… sinceramente espero que esto ya haya producido en mí y en mi familia los efectos deseados por el Rey en nosotros.

Por cierto, mi espolón parece haber regresado para estar conmigo unos días… así que no te sorprendas si me ves -nuevamente- caminando por allí con un bastón. Es que Dios es creativo para moldearnos.

¿Sabes? Las pruebas son parte de la experiencia cristiana. Si eres realista, con algunas de ellas no hay mucho que puedas hacer para controlarlas… pero siempre puedes darte cuenta que Dios te está moldeando a su imagen cada vez que las usa creativamente para probarte.

¡Qué día!

 

 

Nos vemos mañana.

 

 

3 pensamientos en “Lecciones en el hospital…

  1. Si, EL es el Alfarero por excelencia y nos transforma a su entera y santa Voluntad, pero uds. estan esculpidos y bien guardados dentro de las manos del Señor. Amen
    Bendiciones, estare orando por todos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s