Para el Gran Rey… ¡sólo lo mejor!


Esta mañana en VidaNueva tuvimos la oportunidad de revisar un juego de principios en el libro de Malaquías que nos ayudaron no solamente a entender una parte de nuestros valores como Iglesia, sino que nos sirvieron como la primera plataforma de lanzamiento del contexto histórico para el estudio del libro de Esdras que iniciaremos próximamente. Además, fue bueno volver a “visitar” Malaquías; este es un libro que enseñé hace 10 años a nuestra congregación (¡increíble!)… los principios allí contenidos son eternos porque Dios no cambia… ni tampoco la naturaleza humana. Me gusta en particular la manera como lo describe la parte final de Malaquías 1:14: Porque yo soy Gran Rey, dice Jehová de los ejércitos, y mi nombre es temible entre las naciones.
Él es el Gran Rey.

Malaquías es básicamente una queja del Gran Rey. Molesto por la mediocridad de la religión del pueblo -especialmente la de los sacerdotes mismos- el argumento presentado por él es contundentemente demoledor. No tengo espacio en este post para contarte todo lo que aprendimos (espero que el mensaje esté arriba en ibvn.org el día de mañana lunes) pero el postulado principal es simple: Dios es grande y se merece lo mejor (y sólo lo mejor)… cuando lo que le damos es de menor calidad a la que él ha establecido demostramos nuestro menosprecio hacia él. En el caso de los israelitas en el tiempo de Malaquías el desprecio se manifestaba por ofrecerle “pan inmundo” (leudado) y por el sacrificio de animales ciegos, cojos o sarnosos; en nuestro tiempo es cuando lo que le damos -tiempo, talento, tesoros- es de menor calidad… a veces de calidad inferior a la que ofrecemos en el mundo secular a nuestro trabajo o a nuestros estudios. El desafío de Dios al ver lo defectuoso de lo que le ofrecía es: “Preséntalo, pues, a tu príncipe; ¿acaso se agradará de ti, o le serás acepto?”. Hmmm…  paráfrasis actualizada: atrévete a darle la misma calidad mediocre a tu jefe y dime si no serás despedido… haz el mismo esfuerzo en tus estudios y verás cómo eres reprobado.
Pero “como Dios no dice nada” podemos disminuir nuestra calidad en lo que le damos.
Error.

Dios se merece lo mejor. Solo lo mejor y nada más que lo mejor. El mensaje de Malaquías no es más que el eco final de una larga cadena de instrucciones en el Antiguo Testamento. Como muestra, unos cuantos botones:

Números 18:29 De todos vuestros dones ofreceréis toda ofrenda a Jehová; de todo lo mejor de ellos ofreceréis la porción que ha de ser consagrada.

Levítico 22:20 Ninguna cosa en que haya defecto ofreceréis, porque no será acepto por vosotros.

Levítico 22:21 Ciego, perniquebrado, mutilado, verrugoso, sarnoso o roñoso, no ofreceréis éstos a Jehová, ni de ellos pondréis ofrenda encendida sobre el altar de Jehová.

Deuteronomio 15:20-21 Delante de Jehová tu Dios los comerás cada año, tú y tu familia, en el lugar que Jehová escogiere. Y si hubiere en él defecto, si fuere ciego, o cojo, o hubiere en él cualquier falta, no lo sacrificarás a Jehová tu Dios.

La lista es larga. La lección es simple: él es el Gran Rey… no nos atrevamos a darle algo que no sea lo mejor de lo mejor.

¿Sabes? Tengo una o dos cosas más aprendidas en este trozo que se quedaron en la mente y en el corazón que no pude compartir esta mañana… es posible que lo haga un día de estos.

 

 

Nos vemos mañana.

Un pensamiento en “Para el Gran Rey… ¡sólo lo mejor!

  1. mas que excelente maestro! y es que no podemos ofrecerle mediocridad, yo en lo particular me esta enseñando a que los ministerios que me ha permitido servir como “lider”, tienen que ser lo mejor, y para que ellos sean sevidos de mejor forma yo debo de ser mejor, estar dispuesto a mejorar. deut. 1:11

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s