Una plática con la policía…


Así es, conversé con la policía, pero no a causa de algún delito ni de un pecado (al menos no de mis pecados). La conversación fue con Isaías, un miembro de la Policía Nacional Civil de nuestro país y sucedió esta tarde, mientras saturábamos la zona en una extraviada colonia en la ciudad de Aguilares (al norte de San Salvador) junto con muchos miembros de VidaNueva y con el equipo de GNIA que nos visita. Mientras buscaba con quien conversar tuve la oportunidad de conocerle y compartir con él el evangelio de salvación. El abordaje fue “en frío”… usando un pequeño folleto como pretexto para iniciar la conversación sobre las cosas espirituales, pero la plática que tuvimos a partir de allí fue cordial, amena, bíblica y muy directa. El resumen es simple: Entendió… batalló con la decisión… y rechazó al Rey de manera abierta. Insistí (tanto como creo que es sensato), pero él declinó la invitación de conocer a Jesús “comprendiendo muy bien” lo que estaba haciendo -me dijo-.
Esa es la prerrogativa del libre albedrío.

¿Sabes? la labor de sembrar la semilla del evangelio no siempre da resultados inmediatos… no siempre son positivos… no siempre son los deseados. La misma Biblia dice que para unos somos olor a salvación y para otros a condenación. Algunos aceptan el evangelio y otros optan por rechazarlo. Me consuela que, mientras conversaba con Isaías, muchos otros de los miembros del equipo que fuimos a Aguilares oraban con aquellos a quienes “Dios ya tenía listos” para conocerlo. Nuestra tarea es ser fiel y proclamarlo de manera efectiva… el resto del proceso es algo entre la persona y Dios.
Ni más, ni menos.
No te desanimes si no todas las personas entregan su vida al Rey cuando les testificas de Jesús. No todos se convierten cuando lo hacemos.
Así funciona la vida.

Esta noche le pido a Dios que le de una nueva oportunidad a Isaías… pienso en lo espantoso que será si así no sucede. Por lo casual del encuentro de esta tarde, es altamente improbable que yo tenga nuevamente la oportunidad de presentarle el evangelio nuevamente… así que, como le dije en nuestra plática, confío en que el Rey está buscándole y en que habrá otros creyentes que retomarán la propuesta de seguir a Jesús allí donde la dejamos esta tarde.
Mañana saldremos una vez más con el equipo a hacer evangelismo.
Que Dios se glorifique grandemente.

 

 

Nos vemos mañana.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s