Pensando en quienes buscan a Dios…


Te lo he dicho antes: Hay personas que por su trasfondo en la vida -religioso, cultural, social, económico, político- son parte de los “no alcanzados por el evangelio”. Regularmente están en los extremos de la sociedad y su posición en la vida prácticamente secuestra el todo de su identidad… digamos que viven en los sectores más cercanos a los polos que proveen a todos los demás del equilibrio que hace que sintamos la vida como “algo normal”. Por eso creo que, a menudo, cuando alguien en esa categoría conoce a Jesús su cambio no sucede “como con todos los demás”. No es que tal persona sea especial… pero sus circunstancias lo son. Punto.

Esta noche, al estar pensando en las oportunidades de intentar encaminar los pensamientos de una persona no alcanzada en la dirección del Rey, Dios me recordó un principio importante para todos… pero especialmente importante para alguien que lucha con aferrarse a lo especial de su condición: La búsqueda personal y sincera de Dios es crucial.
Ni más ni menos.

En los círculos de creyentes he escuchado repetir desde siempre que “la sinceridad no es suficiente” -yo mismo he sido culpable de decirlo- echando con tal declaración un sofocante manto de menosprecio sobre lo que constituye una de las promesas más importantes de Dios para asegurarnos que le encontraremos. La promesa está dada en varios lugares y en más de una manera… pero el pasaje que Dios me recordó fue dado a los judíos que iban al cautiverio. Jeremías 29 contiene las siguientes palabras:

“Entonces me invocaréis, y vendréis y oraréis a mí, y yo os oiré; y me buscaréis y me hallaréis, porque me buscaréis de todo vuestro corazón. Y seré hallado por vosotros, dice Jehová…”

La búsqueda de Dios de todo corazón (a lo que regularmente etiquetamos como “sinceridad” en el ambiente cristiano) es clave para encontrar al Señor. Quien lo busque de todo corazón lo hallará porque así lo ha prometido el Señor. Piénsalo. No importa si es el Presidente de la nación más poderosa de la tierra o el jefe de la pandilla más mala de una prisión de máxima seguridad en nuestro país… no hay diferencia para el político más encumbrado y recalcitrante o para el líder religioso más antagonista al Rey.
Si está buscando a Dios con sinceridad, Dios le llevará a Jesús.

Hmmm… pero, por otro lado, si la persona no está buscando a Dios… aún si cada domingo se sienta en la primera banca de la mejor iglesia de nuestra ciudad, las probabilidades de que lo encuentren son escasas. Ergo, todo intento de evangelizar a otro debe iniciar con el establecimiento de su necesidad de buscar a Dios. Nadie “se tropieza con Dios” y es salvo por casualidad… quizás oré contigo… quizás vaya a tu iglesia… quizás lo convenzas de bautizarse… pero no necesariamente implica que haya encontrado al Rey.

Para allanar esa búsqueda humana, Dios envió a Jesús, quien planamente dijo: “Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.” Piénsalo. Al caminar sobre él el resto de nuestras vidas encontramos -ni más ni menos- a Aquel que no se esconde de quienes le buscan, a quien Pablo llamó en su carta a Timoteo “el bienaventurado y solo Soberano, Rey de reyes, y Señor de señores, el único que tiene inmortalidad, que habita en luz inaccesible; a quien ninguno de los hombres ha visto ni puede ver, al cual sea la honra y el imperio sempiterno”.
Al Rey.

Este año, uno de mis propósitos es encontrar a esos que están buscando a Dios… y conducirlos al Rey.  Mi oración es que Dios me permita concretar algunos proyectos específicos en esta área. Ya te contaré.
Hagamos que nuestro mundo conozca a Jesús.

Allí te dejo la inquietud…

 

Nos vemos mañana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s