Cambio de dieta…


No, esta vez no me refiero a la ya-casi-tradicional-y-repetitiva-decisión que mucho toman en estos últimos días de cada año (y que regularmente no cumplen) sino a un elemento un tanto más espiritual al que quiero desafiarte. El reto es simple: Cambia tu dieta espiritual, de manera que asegures tu crecimiento. Piénsalo.

Crecer espiritualmente no sucede por casualidad. Se requiere una preparación específica… de la ingesta y la digestión de los principios espirituales de la Palabra de Dios. No creces normalmente cuando tienes la dieta de comida chatarra intelectual-emocional-espiritual a la que muchos están acostumbrados. No pasa con “pequeñas dosis devocionales” en la web o con esporádicas lecturas de tu Biblia en tu celular (lo que no es malo, pero no es prácticamente “nada” al examinar la cantidad de información que recibes cada día). Otra manera de hacer mi punto es recordándote la archirequetefamosa frase: “eres lo que comes”. De igual manera, eres un reflejo andante de aquellas cosas que ingieres dentro de tu mente y de tu corazón. Punto. 

Tú y yo conocemos creyentes que están saturados de TV, FB, Internet, Games y una docena más de medios… constantemente están ingiriendo “basura”… y ya sabes… lo que sale nunca es mejor que lo que entra. Si le metes basura a tu cabeza… saldrá una actitud basura hacia la vida. Por eso, lo mejor es cambiar de dieta. La salida fácil es similar a quienes quieren cambiar de dieta física… usualmente, en vez de buscar comer los alimentos apropiados, naturales, balanceados en porciones correctas y nutritivas, optan por ingerir “todo light”. En la vida espiritual es igual… hay “comida chatarra light” por todos lados.
Y lo que produce son cristianos light.
En algunos casos, zero.

Entonces… ¿cambiarías de dieta? ¿Pondrías más Biblia en tu vida? ¿Cómo la procesarías-digerirías? ¿Tienes alguien que te ayude? ¿Qué sacarías de lo que ahora “ingieres” con tu mente? (hmmm… haz el ejercicio conmigo… lo más probable que lo más dañino es lo que más te gusta). Mañana en VidaNueva daremos un vistazo a estos principios.
Ya te contaré.

 

 

Nos vemos mañana.

 

2 pensamientos en “Cambio de dieta…

  1. Hermano Julio me sentí esta mañana,como todo lo predicado me tocaba, y si me tocaba no estoy haciendo todo lo que el Rey exige de mi,y como se dice no dejes para mañana lo que Dios te manda hacer hoy,me propongo leer la biblia como usted nos sugirió para preparar mas el alimento espiritual y estar lista siempre para ël. Dios le bendiga Hermano.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s