Pensando en la suerte de tener buenos compañeros…


Paseo de fin de Año 2012

Cada año, antes de terminar el mes de Diciembre, tenemos una actividad de recreación-retiro-diversión-rélax-comida con todo el personal que labora en VidaNueva. Me refiero a todo el equipo de trabajo… incluyendo a las entidades (New Life Christian School) y el Seminario Bautista Vida Nueva y, por supuesto, a todo el personal administrativo, de mantenimiento y de ministerio que trabajamos “a tiempo completo” en la Iglesia. A medida que los años han ido pasando este grupo ha ido creciendo… la Escuela toma ahora casi la mitad de todo este precioso equipo… además, a pesar de que hemos hecho algunos recortes laborales este año, el equipo es bastante numeroso ya que la Iglesia ha ido creciendo… los campuses… el ministerio… y ahora en total somos un poco más de 40 personas. Todos preciosos… todos amenos… todos dispuestos.
Una bendición.

Esta tarde, luego de estar jugando en el Hotel Santa Leticia (¿has jugado “Muro, Conejo, Flechas” alguna vez con un grupo grande… ¡te lo recomiendo!) y antes de los consabidos regalos, reconocimientos y rifas de un evento como este, tuve la oportunidad de abrir por unos instantes la Palabra de Dios con todos y compartir Salmo 16:5-6. David dijo:

“Jehová es la porción de mi herencia y de mi copa;
Tú sustentas mi suerte. Las cuerdas me cayeron en lugares deleitosos, Y es hermosa la heredad que me ha tocado.”

En una aplicación muy devocional de este texto, hoy recordamos como “la suerte” en el Antiguo Testamento era uno de los métodos de conducción de vida que Dios tenía para su pueblo… y como la porción en la que moraba cada tribu y cada familia provenía precisamente de esa “suerte”. En el Salmo, David declara que “su suerte”, su porción, su pedazo en la vida era deleitoso y hermoso… por eso hoy comparamos tal condición con el privilegio hermoso y deleitoso de los que hemos tenido “la suerte” de ser llamados a ministrar sirviendo al Rey a tiempo completo. Debo añadir que yo me considero especialmente “suertudo” (bendecido, privilegiado, abrumado por la gracia) de conducir uno de los equipos de ministerio más sensacionales que conozco. Como un todo, este grupo es divertido (hoy nos reímos hasta la saciedad), capaz, dispuesto y muy sacrificial. Como individuos veo en muchos el potencial para seguir creciendo en las capacidades que el Rey ha puesto en ellos… y le doy gracias a Dios por el deseo que veo en ellos de seguir creciendo.

¿Imperfectos? ¡Claro! ¿Incompletos? ¡Por supuesto! ¿Errados? ¡A menudo! Definitivamente, no somos los mejores, no somos los únicos y no somos los que aún podemos llegar a ser. Pero con toda transparencia puedo decirte que me siento orgulloso de llamar a cada uno de ellos “mi compañero”… y le doy gracias a Dios por sus vidas.
Me considero “suertudo” por servir en VidaNueva. Punto.
En el 2013, algunos retos especiales le esperan a este equipo.
Y será bueno enfrentarlos juntos.

 

Nos vemos mañana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s