Sonrisas gratis… este domingo!


Después de semanas de estar hablando del evento, este domingo tendremos -en todos los campus- un esfuerzo especial para presentar a nuestros amigos la oportunidad de decidir por una vida nueva. Entre más lo pienso, más estoy convencido de lo incongruente que es llamar a alguien “amigo” y no presentarle el evangelio. Es más… considerar a alguien un “amigo” o una “amiga” sin que hagamos todo el esfuerzo posible por remover todos los obstáculos para que cambien de destino final está fuera de toda lógica ya sea humana o espiritual. Este domingo debe ser especial… anticipo que tendremos un ambiente de fiesta más que una presentación religiosa… me parece que si de todas maneras “habrá fiesta en los cielos” bien vale la pena que también la tengamos acá en la tierra.
Por eso, en VidaNueva este domingo tendremos “sonrisas gratis”.

Sonrisas gratis; cada iglesia debería ser caracterizada por la calidez, amabilidad, alegría y simpatía de sus miembros. Cada culto debería ser una oportunidad para relucir la mejor de nuestras sonrisas -genuinas y abundantes- tanto las faciales como las del alma. Es que hay un no-se-qué-muy-especial en una congregación que sabe sonreír a sus invitados (y entre ellos mismos) y hay una fuerza negativa que repele al visitante cuando se encuentra con el muro de rostros adustos, serios e incluso “malencarados”. ¿Quien quiere estar con un tipo bravo o con una mujer que parece amargada?.
La respuesta es simple: nadie.

A decir verdad, no se necesita tener un servicio especial para sacar a relucir nuestra sonrisa… ni debes ser parte de VidaNueva para ser parte de quienes damos “sonrisas gratis”… te animo a que estés donde estés y vayas a la iglesia que vayas tu rostro, tus gestos, tus acciones, tu cortesía, tu cordialidad y tus buenos modales sean el medio con el que contribuyas a la conversión de quienes llegan en búsqueda de una respuesta espiritual. Este domingo, estrecha la mano de alguien, da un abrazo, comparte tu Biblia con un visitante, cédele tu asiento, ayúdale con sus niños, oriéntalo en cuanto a lo que está pasando en el culto, sírvele un café, acompáñalo en su experiencia de ir por primera vez a una iglesia… y hazlo con la mejor de tus sonrisas. Piénsalo: No tienes que ser quien da el sermón para compartir el mensaje más poderoso de un culto.

Este domingo… sonrisas gratis.
Por cierto, no estaría mal si las practicas durante toda la semana.

 

 

Nos vemos mañana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s