Paipa: Spa para el alma de la pareja…


Saludos desde la Ciudad de Paipa! Los Garrido y los Walteros nos trajeron a los salvadoreños que estamos de visita por parte de VidaNueva para adelantarnos al pelotón de camperos que llegarán mañana sábado por la mañana para iniciar el Retiro de Parejas que nos ocupará durante los próximos tres días. Mi objetivo es que estudiemos la Serie de Génesis 25 y 26 que compartí en San Salvador a principios de año y que titulamos “Casa Modelo”… pero al llegar acá pienso que quizás podría haberse llamado “Spa para el alma de la Familia”… la razón es que Paipa es famoso por sus aguas termales, medicinales y por los spa que sacan provecho de las condiciones climáticas para ofrecer relajación a cuantos desean salir del estrés de la vida agitada. Nosotros mismos probamos esta noche un delicioso baño en una piscina de aguas termales -36 grados centígrados en el agua mientras hacía 12 o 13 grados centígrados en la temperatura ambiente- y el resultado es que estoy relajado, relajado, relajado en el cuerpo.
Francamente, podría acostumbrarme a esto.
Esta noche oro pidiendo a Dios que él sea el agua que relaje las almas de los que participarán en el retiro.

La mera verdad es que todos necesitamos, al menos de vez en cuando, salir de la rutina y cultivar el alma… las aguas termales (y el precioso paisaje de la campiña colombiana) son un elemento precioso, pero no indispensable para que tal cosa suceda. Este fin de semana, más de un centenar de parejas harán el esfuerzo para dejarlo todo (hijos, casa, trabajos, responsabilidades) para tratar de cultivar el alma… ¡algo que celebro con todo mi corazón! Por años he aconsejado -en San Salvador y en otros lugares- a esposos y esposas que están agotados por el desgaste de lo cotidiano, aplastados por el peso de la rutina y engañados por la idea de que “no hay nada que se pueda hacer al respecto”. Tal condición es errónea… la mera verdad es que el alma necesita -de vez en cuando- salir de la rutina (aun de la rutina de la Iglesia de cada fin de semana o del devocional diario) y ser atendida, cuidada, relajada, mimada y animada para seguir adelante. Y cuando esto no se hace… la familia completa paga el precio por la desatención.
Un precio que, por cierto, resulta siempre siendo demasiado alto.

Esta noche te animo a ti -donde quiera que estés- que procures un spa para el alma en la primera ocasión posible. En VidaNueva estamos desde ya planificando un campamento de parejas para principios del 2013… así que enfócate, ahorra, anímate y anima a otros. Es que un buen “spa para el alma” resulta un atractivo para aquellos amigos tuyos que aún no conocen al Rey… y es una magnífica oportunidad para invitarlos a que te  acompañen y -quizás- terminen en una relación eterna con Jesús. Si no eres de VidaNueva… te aseguro que -estés donde estés- el Señor tiene oportunidades para el refrigerio y descanso de tu alma.
Búscalas, invierte en ellas y aprovéchalas.

 

Mañana arrancamos el Retiro… te pido tus oraciones.

 

 

Nos vemos mañana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s