Pensando en huracanes y tormentas…


Como te dije anoche, esta mañana tuvimos el privilegio de tener a Dennis Watson en el púlpito de los Campus Miralvalle y Crowne Plaza de VidaNueva (Jeff Rhoades estuvo en Lourdes) y resultó ser más que una bendición escuchar la Palabra de Dios y ser animados y consolados en la realidad de las tormentas de la vida que todos enfrentamos. En el marco de unas semanas en las que la palabra “Huracán” y “tormenta” han estado presentes en las noticias de forma inusual (especialmente por los terribles acontecimientos en la ciudad de Nueva York y el paso de “Sandy” por esa zona del mundo) resultó más que desafiante aplicar el pasaje de Mateo 14 en el que el Señor hizo que los discípulos atravesarán el mar de Galilea y pasaran por “la tormenta de sus vidas”.
La verdad es que todos tenemos tormentas en nuestras vidas. Punto.

Espero que en un par de días, el audio del mensaje de Dennis esté en nuestra web, pero mientras eso llega te animo a revisar Mateo 14:22-34 y partir de las realidades históricas planteadas por el Espíritu Santo para sacar tus propias conclusiones devocionales al respecto. En ese trozo, es Jesús quien hizo que los discípulos entraran a la tormenta… fue él quien estuvo intercediendo ante el Padre mientras los discípulos batallaban contra la furia de la tempestad… fue él quien se hizo presente cuando ya todo parecía estar perdido… y fue su promesa de que llegarían al otro lado la que se cumplió al llegar a Genesaret. Eso fue lo que aprendimos esta mañana -puesto en una cápsula- y que se aplica de manera completa a tu realidad. Piénsalo. A menudo, es Dios quien te mete en la tormenta… pero no se olvida de ti(sino que Jesús intercede constantemente por ti)… no te abandona (sino que se hace presente) y siempre… siempre, siempre, siempre, siempre… cumple su promesa de “hacerte llegar al otro lado”. La Biblia dice claramente en Salmos 37:37 “Considera al íntegro, y mira al justo; Porque hay un final dichoso para el hombre de paz.”. Dennis tiene razón… pareciera que los creyentes siempre o estamos en una tormenta, o acabamos de salir de ella o estamos a punto de ingresar a una.
Pero en el Rey, al final, todo terminará bien.

Esta semana que comenzamos, no sé cual sea tu tormenta o si más bien estás atravesando algo que más parece un huracán. Pero, créeme, sea lo que sea… no es algo que Jesús no pueda manejar. Ten paciencia… ten confianza… ten calma… ten ánimo.
Aunque no lo veas y no lo sientas, él Rey está contigo.

 

 

Nos vemos mañana.

3 pensamientos en “Pensando en huracanes y tormentas…

  1. Hola Julio…te escribe Edilberto Bocanegra de la Biblia Dice…Colombia, para recordarte el favor que te pedí cuando nos encontramos acá en Colombia en el encuentro de Hombres, recuerdas los cds que realizarte en Vida Nueva Lazos Rotos y también el que una ves presentaste en un retiro de parejas en Villa De Leyva acerca de llevar las cargas…muchas gracias. Espero tu confirmación de recibido.
    Abrazos.
    Edi…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s