Aprendamos de la historia…


Estos días tenemos en el país la visita del Dr. Gerald Cowen, quien además de ser autor,  conferencista y maestro de Griego y Nuevo Testamento es también el Presidente de nuestro Seminario. En esta ocasión, la materia que está impartiendo a los alumnos de SBVN es la Historia de los Bautistas, un curso diseñado para comprender la evolución de las normativas que caracterizan lo que muchos creemos hoy y que -para sorpresa de la mayoría- nos han llegado a un costo altísimo a través de los siglos. La presencia del Dr. Cowen ha permitido que yo tenga un par de semanas de receso en mi cátedra de entre semana (lo mismo que a Steve), por lo que esta mañana -y creo que lo mismo haré en algunas ocasiones adicionales- tomé un tiempo para colaborar con él y hacer al menos una parte de la traducción simultánea para la clase presencial y para la grabación de los videos formarán el curso “en línea” de esta materia.
Me gustó.

Al estar traduciendo para él, vinieron a mi mente algunas piezas de información general sobre el desarrollo de la fe a través de los siglos que yo había aprendido previamente. Al menos en el trozo en el que participé hoy se hizo mención de movimientos como los Valdenses o los Moravos y de nombres como Wycliffe, Hus, Savonarola, Zinzendorff, Grebel y otros quienes -literalmente- dieron su vida al expresar su fe en la Biblia como la Palabra de Dios y lucharon contra el sistema religioso imperante de su época. Aunque europeos -aún no hemos llegado en la clase a la sección que cubre nuestras latitudes, una parte de la cual será impartida por mi padre, autor también de un libro al respecto- estos hombres de los Siglos 13, 14, 15 y 16  tienen mucho que ver con lo que ahora creemos en América Latina y deben ser estudiados por sus convicciones y por la pasión con la que defendieron lo que ahora -a veces- tan fácilmente desechamos: la doctrina de la Biblia. Al estar escuchando al Dr. Cowen sobre como algunos de ellos fueron quemados en la estaca, otros ahogados en ríos congelados, y algunos incluso fueron despedazados usando instrumentos de tortura inhumanos, (sin excepción, todos murieron “jóvenes” o más bien dicho, fueron asesinados por la Iglesia reinante a temprana edad) no pude menos que estremecerme al imaginarme qué pensarán ellos allá en el cielo de la forma como tomamos el cristianismo en la actualidad. Lo de ellos era un mundo en el cual hacer concesiones era impensable… lo nuestro -me temo- está llegando a ser un mundo en el que lo impensable es no hacer concesiones.
Ser radical era lo común entre los mártires de la Iglesia. Ahora, hacerse el mártir radicalmente parece ser la cosa más común.

Aprendamos de la historia. Leámosla. Entendámosla. Analicémosla. En un mundo en el que hay tanta información al alcance de los dedos, no necesitas tomar una clase en el Seminario para crecer en tus convicciones… aunque no sería malo ser un poco más radical y dejar que tus convicciones fueran afirmadas por el conocimiento sistemático adquirido a través un buen Seminario. Sin embargo, esta noche te animo -ante todo- a tratar de conectar con el espíritu de compromiso que se respiraba entre los que estaban dispuestos a darlo todo por su Señor y por la Palabra que él nos dejó.
Si te preguntas: ¿Es posible ser así de radicales?
La respuestas es un rotundo sí. Claro que lo es.
¿Por qué no habría de serlo?

Gracias a Dios por el Dr. Cowen, por el Seminario y por la oportunidad de ser afirmados en una área de la que difícilmente aprenderemos por lo enseñado desde un púlpito regular de domingo. Gracias a Dios por estos hombres que estamos estudiando y que dieron sentido a la famosa frase “la sangre de los mártires es la semilla de la Iglesia”.
Pero sobre todo, gracias a Dios por Jesús… por quien vale la pena darlo todo… hasta la propia vida.
Aprendamos de la historia.

 

Nos vemos mañana.

Un pensamiento en “Aprendamos de la historia…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s