Pensando en equipo…


Es pasada la media noche y apenas estamos terminando un muy buen día de trabajo con el Equipo Pastoral de VidaNueva… ha sido una jornada intensa de “pensamiento en grupo”… tratando de visualizar hasta donde nos es posible el rumbo a largo plazo (10 años) de VidaNueva y algunos de los eventos trascendentales que podemos prever sucederán en estos próximos años. Como te dije anoche, el mundo ha cambiado y seguirá cambiando… los métodos y las estrategias deben cambiar, pero el propósito de glorificar a Dios siendo canales par expandir su reino y transformar vidas permanece constante.

Me gusta la experiencia de pensar con mentes agudas pero saturadas del sabor espiritual de alguien que ha decidido seguir y servir al Rey en lo más pleno de sus facultades. Te confieso que este equipo es especial… me siento privilegiado de ser parte de él y me gozo al pensar en cómo Dios puede usar a cada uno en los años por venir. Esta tarde hemos hablado de filosofía, planes, proyectos, desafíos, obstáculos y cosas semejantes. Nunca hay recursos suficientes para lograr los sueños que tenemos. Por eso, la clave es encontrar los sueños de Dios… para eso, él dará los recursos.

Pero, los planes más grandes en el ministerio giran en torno a personas. Por eso, me gozo más con el desafío de traer a otros -más jóvenes en la fe y más nuevos en el ministerio-  a sentarse algún día con nosotros y acompañarles en el proceso de desarrollo para alcanzar su máximo potencial como siervos del Rey. Como me has escuchado decir antes, soy fiel creyente de lo que otros han dicho: un pastor se reproduce en pastores. Puedo hablar en nombre de los miembros de este equipo: tenemos claro que estamos acá para reproducirnos en otros en el ministerio pastoral; oramos por tener la guía de Dios sobre quienes serán esos pastores y misioneros futuros. Esta es una de esas áreas en la vida en la que “no se aceptan voluntarios, estamos esperando las órdenes del Jefe”. En otras palabras, Dios dirá quienes serán esos pastores.

Esta noche me duermo dándole gracias a Dios por Steve, Koky, Alex, David y Chity… y por el privilegio que es servir junto a ellos en este momento de la vida.
Mañana continuamos.
Luego te cuento.

 

 

Nos vemos mañana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s