“Demasiado” vs. “Suficiente”…


Esta noche dos palabras revolotean por mi mente: demasiado y suficiente. Te confieso que mis pensamientos quizás se deban a que hoy fue un día demasiado largo… demasiado intenso… demasiado agitado… demasiado ocupado y demasiado rápido; pero, ¿fue suficiente?. Creo que tuve demasiadas reuniones, recogí demasiada información, y tuve demasiadas llamadas y demasiadas actividades. Lo peor del caso es que días así no son suficientes… demasiadas cosas quedaron sin hacer. Baste decir que, para serte honesto, esta noche no tengo fuerzas emocionales, espirituales o físicas para escribir un post demasiado largo; apenas lo hago por disciplina conmigo mismo.
Espero que sea suficiente.

¿Sabes? siempre ha sido mi intención con este blog el ser tan transparente como sea necesario para la edificación de los demás -aunque no tanto que sea de tropiezo para alguien- y creo que la manera de edificarte esta noche tiene más que ver con que diga poco que con explicar lo que siento al final de este día. Pienso que tengo demasiada carne, pero no la suficiente madurez.
Quizás por eso siento que hoy fue… “demasiado”. Punto.

¿Tienes días así? ¿Te sucede que vas a la cama con la sensación de que “hubo demasiado” en tu plato? Como analogía es suficiente evocar la sensación de llenura que tienes cuando “comiste demasiado” y piensas que bien habrías hecho no repitiendo tu plato… ¡por tercera vez! No hay mucho que hacer en ese momento, aparte de pasar por el proceso de digestión y aprender que no se puede debe comer demasiado bajo ningún  circunstancia. Pues… así me siento esta noche; solo que no es con comida, sino con el tiempo y la agenda apretada. El dilema de la vida que vivimos hoy en día es ¿cuándo es demasiado y cuándo es suficiente?

Ya es tarde en la noche. Pienso que después de un día “demasiado” como el de hoy Dios me conceda un sueño que sea “demasiado” bueno. Hmmm… quizás no exista tal cosa. Con que sea suficientemente bueno me conformo. A propósito, si alguna vez resuelves el conflicto entre lo “demasiado” y lo “suficiente” te pido que me hagas saber cuál es la clave. Espero que no sea demasiado tarde. Aunque pienso que -para mí- saber qué hacer sería casi suficiente.
Ahhh… es que “casi” es otra palabra que participa en esta paradoja.
Aunque ese sería tema de otro post de una de estas noches… casi creo que te hablaré de ello.

Buenas noches.

 

Nos vemos mañana.

 

 

2 pensamientos en ““Demasiado” vs. “Suficiente”…

  1. Hola Julio:
    Gracias por no darse por vencido y escribir y contarnos de su dia; aunque haya tenido un dia demasiano! ocupado, agitado, etc. todos los tenemos y le entendemos. Pero como puede ver Dios le dio el animo para que nos los contara. Espero que haya dormido bien. Siga adelante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s