Ayúdame a orar…


Esta noche estoy muy cansado después de un día extremo. No lo digo en son de queja -sabes muy bien que a mí me fascina lo que hago- sino que hablo en virtud a que en realidad hoy fue un día extremo… incluyó bautismos, predicaciones en los tres campus, reportes, arreglar un par de pequeños problemas pastorales y un viaje relámpago ida y vuelta al oriente del país para realizar la boda de una querida pareja de nuestra iglesia. A Dios gracias estamos de vuelta en casa (Patty, por supuesto, me acompañó a lo largo de cada paso del día… ¿qué haría yo sin ella?) contentos de haber terminado bien una jornada en la que todo estuvo milimétricamente ajustado. Hace un rato me senté a contestar correos… y, honestamente, no tuve las fuerzas mentales para hacerlo. Así que me propongo ir a descansar de inmediato; a riesgo de parecer demasiado obvio te diré que “mañana será otro día” y traerá su propio afán.

Sin embargo no quería dejar pasar la noche sin compartir una carga personal (la idea -por supuesto- es que una carga repartida pesa menos para cada uno): ayúdame a orar. En esta ocasión no tengo una petición mía propia que compartirte (o por lo menos, no tengo la libertad de hacerlo por este medio) pero sí puedo afirmarte que mi lista de oración está demasiado llena. Muchos a quienes amo y que tengo la responsabilidad de ministrar están pasando por momentos críticos… las enfermedades van desde síndromes complejos (como el de Camilita Guadrón) hasta lo que pareciera ser una andanada de diagnósticos de cáncer en la congregación. Los que necesitan oración van desde muy cercanos a mi corazón (ayúdame a orar por mi papá, algunas complicaciones de su enfermedad están haciéndole los días muy difíciles) hasta “miembros nuevos” de VidaNueva que -igualmente- necesitan de apoyo en oración. Pero las enfermedades no son el principal problema… conflictos familiares, escasez económica, situaciones “imposibles” y decisiones trascendentales son apenas algunas de las categorías que requieren de mi atención a la hora de orar. Así que necesito ayuda.

La realidad es que tu pastor también la necesita. Quizás no te la pida… quizás no se ha dado cuenta; pero puedo asegurarte que si quien te pastorea es “un tipo decente” (como alguien me dijo el otro día refriéndose a quien creo ser un muy buen pastor) también necesita de tu ayuda. Así que si decides no ayudarme a mí, pero ayudas a tu pastor con sus cargas de oración, me doy por satisfecho.

Antes de terminar este blog viene a mi mente una frase que escuché hace años en una conferencia cristiana:

“Mucha oración, mucha bendición. Poca oración, poca bendición. Nada de oración, nada de bendición”

Ni tengo que decirte que necesitamos mucha oración.
Así que, no me caería mal un poco de tu ayuda.
Allí te dejo la inquietud.

 

 

Nos vemos mañana.

5 pensamientos en “Ayúdame a orar…

  1. Julio – tomo tu necesidad y la materializaré orando por ti y por tu papa. Te animo a que sigas descansando en el Señor. Yo sé que el ministerio puede ser muy agotador y no creo que Dios favorezca eso, así que descansa. Hablando de personas por quien orar y a quienes ministrar, te digo que yo he visto el alza en las cargas dentro de la congregación al punto que yo mismo con Reina estamos aconsejando a dos parejas y discipulando a varios. Con respecto a las personas que padecen de cancer, como hable contigo el pasado viernes, te dejo el enlace para que tengan una maravillosa opcion con tinte de milagrosa, ya que yo lo he visto funcionar. es: http://www.1cure4cancer.com
    un gusto saludarte….

  2. Conta con mis oraciones Julio, bueno desde antes estamos orando por tu papa y por ti, que cierta esa frase de nada de oracion nada de bendicion….y por las demas tambien, Que arma mas poderosa tenemos y que poco la usamos.

    • Gracias Malena,
      tu papá es una de las personas por las que estamos orando… y estoy seguro que -cómo lo ha hecho en tantas ocasiones antes- Dios nos contestará con lo mejor de sus bendiciones.
      Un abrazo hermanita, y “gracias por estar allí”

      J.-

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s