Integridad y Pericia: lo imprescindible en un pastor…


Te he hablado en alguna vez de Salmos 78:72 (uno de mis versículos favoritos en la Biblia) que está -en su debido contexto- refiriéndose a la relación de Dios con su pueblo Israel. El salmista dice:

“Y los apacentó conforme a la integridad de su corazón, los pastoreó con la pericia de sus manos.”

He aquí una lección acerca del carácter de Dios que traté de compartir brevemente esta noche en la graduación del curso de preparación de nuevos pastores y colaboradores de Círculos de Vida para todos los sitios de VidaNueva: en el ministerio no hay sustituto ni para la integridad, ni para la pericia. Punto.

Antes que nada: ningún pastor es perfecto. Yo soy el primero en confesar mis limitaciones y carencias; incluso me parece inverosímil “atraparme” en actitudes propias de un novato a pesar de todos estos años de ministrar. Los pastores que sirven conmigo (cinco de los mejores hombres que conozco en el planeta) también distan mucho de ser sin fallas. Constantemente veo cuanto me falta y pienso en más de una cosa en la que mis compañeros de equipo pueden crecer. Pero, de todo lo que un pastor necesita hay dos cosas que son total y completamente imprescindibles… y Salmos 78:72 las enuncia.

Piénsalo. La primer cosa que es imprescindible en un pastor (ya sea que pastoree 10 personas, 100… 1,000 o 10,000) es su integridad. Es esto lo que “apacienta” a las ovejas antes que cualquier otra cosa. Lo curioso del pasaje es que establece que la forma de apacentar es “conforme” a la integridad de su corazón. Me impacta pensar que el problema de la integridad no nace en las acciones (que todos pueden ver) sino en las intenciones del corazón. Nada (me refiero a nada de nada de nada) justifica la picardía, la injusticia o la vida privada licenciosa de un pastor. Por supuesto, la palabra integridad es también sinónimo de algo que tiene todas sus partes y no ha sido adulterado o dividido. Considera por unos instantes las implicaciones que tiene el que un pastor (uhh… ¿tu pastor?) no cumpla con tales rasgos en su corazón.
Sería terrible si así fuera ¿no?
Si tienes un pastor así, estás en grave peligro.
Si yo fuera tú… pondría “pies en polvorosa”.

Pero, por importante e imprescindible que un corazón íntegro resulta en la vida de un pastor, no es suficiente. Se necesita igualmente “la pericia de las manos”… la “sabiduría, práctica, experiencia y habilidad en una ciencia o arte”; en este caso es el saber cómo pastorear de la mejor manera posible a quienes están a su cuidado. Lo contrario de pericia es… ummm… torpeza o ineptitud. Es la incapacidad en el cuidado de quienes están a su cargo.
Créeme, no quieres estar bajo el cuidado de un pastor inepto.
Si yo fuera tú y estuviera bajo un pastor inútil… saldría huyendo de allí.
Por cierto, si eres pastor… estoy seguro que, por el bien de tus ovejas, no quieres ser inepto.

Ahora, por unos instantes… piensa en una de las peores circunstancias que pueden sucederle a una oveja: caer en las manos garras de un pastor inepto y sin integridad.
Con sólo pensarlo noto que mis dientes se aprietan y rechinan involuntariamente.
Espantoso. Simple y sencillamente, espantoso.
Si ese fuera mi caso …no, no quiero ni pensar que ese pudiera ser mi caso.

Hoy culminamos la preparación de un grupo precioso de aquellos que están por comenzar a cuidar a otros de la grey de Dios. Las responsabilidades de todos ellos no serán numerosas en lo que se refiere a cantidad de personas (esa es la magia de los grupos pequeños), pero sí trascendentales en el avance del reino en las vidas de aquellos que pastoreen. El desafío que tienen (en realidad el que tenemos todos los que pastoreamos en alguna medida) es conservar y estimular un corazón íntegro para apacentar y unas manos expertas para pastorear.
Mi oración esta noche es que Dios se manifieste en cada uno de ellos.
Y que igualmente lo haga en mí y en el equipo con el que tengo el privilegio de ministrar.

Nos vemos mañana.

Un pensamiento en “Integridad y Pericia: lo imprescindible en un pastor…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s