Una noche de esperanza…


Por supuesto, esta noche lo único que acapara mi mente es el regalo que Dios nos dio al permitirnos tener a Robert Godoy y Pueblo de Dios en concierto en VidaNueva. Regularmente no soy de los que se quedan cortos de palabras a la hora de describir lo bueno de las personas… pero esta noche no creo honestamente poder expresar de manera verbal lo maravilloso de la experiencia que tuvimos. Fue… “todo”. No sólo la sencillez de las melodías embellecido por lo muy complejo de las armonías… no sólo la simplicidad del corazón de Roberto combinado con la profundidad de las letras que Dios pareciera regalarle tan profusamente… no sólo lo cautivador de tantos de tantas iglesias reunidos como una familia sino ser cautivados por el ministerio de quienes son familia -Roberto, su esposa Marisela, su hija Laura, su hijo en las percusiones… su cuñada Marinella, Edmundo Anchieta, el tío de ellas- súmale el buen humor, lo relajado del programa, la buena ejecución de nuestra banda al acompañarles (me sentí orgulloso de ellos), y el resultado es que la experiencia fue… “todo”.
Me gusta, me gusta, me gusta.

Al estar acá rumiando un poco de lo que Dios me mostró, una palabra sí fluye a la superficie de mi mente: esperanza. La música de Pueblo de Dios siempre estuvo caracterizada por que comunicaba esperanza… contentamiento… el tipo de esperanza que le permite a uno centrarse en dar “Gloria a Dios”, en entonar una “Alabanza Matinal”, en cantar a un “Dios Amante” y saber que uno se acerca a un “Bello Manantial”. Es la esperanza que le permite a uno centrarse en lo positivo de la vida y clamar con el salmista a voz en cuello “Bendice Alma Mía a Jehová” y no olvides ninguno de sus beneficios. Nada como música limpia, salida del corazón de Dios y regalada a quienes le quieren adorar sobre cualquier otra cosa.

Roberto ha sido amado por muchos desde hace décadas, y esta noche nos regaló de vuelta un poquito de ese amor. Admiro como ha formado con su esposa una familia preciosa en un país en el que muchos inmigrantes apenas sobreviven a la rutina… y como han logrado permanecer enfocados en la verdad de que “Todo es en Vano” si Jehová no edificaré ni guardaré la casa.
Gracias a Dios por ellos.
El concierto de esta noche quedará en la memoria de todos por la eternidad.
A propósito… ya estamos pensando en preguntarle al Rey si nos daría chance de repetirlo en el futuro… al menos tenemos la esperanza de que así suceda.

 

Nos vemos mañana.

Un pensamiento en “Una noche de esperanza…

  1. muchas gracias por haberlo transmitido en vivo! fue así cómo pude participar desde canada! cante a todo pulmon las que me sabia… y las otras… simplemente escuche y me deleite y fui minstrada por ‘TODO’! Que el Señor les siga bendiciendo… esperamos que se repita! :O)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s