Un día más que relevante para mi padre…


Mi papá enseñando en el almuerzo de su retiro.

Mi papá enseñando en el almuerzo de su retiro.

Para los seguidores del Rey, todos los días son relevantes. Créeme que me inquieto en el alma cuando leo en las redes sociales estatus tales como “aburrido”/”sin nada que hacer”/”esperando que llegue mañana” u otros similares. Lo que más me inquieta es que quienes los escriben casi siempre son jóvenes… con tanto por qué vivir y tantas maneras cómo aprovechar su vida. Como te he dicho antes, para quienes hay una causa en esta vida, cada día cuenta. He aprendido esa lección de muchos maestros a través de la vida, hombres y mujeres de bien que no suelen desperdiciar su tiempo o sus energías en lo que no les acerca a su misión en esta Tierra… uno de tales maestros es mi padre. Para él hoy fue “un día más que relevante”.
Te cuento.

A sus 80+ años, después de ministrar “a tiempo completo” por décadas, y luego de ser parte del staff de VidaNueva por más de 8 años, este día mi papá se retiro de forma oficial de sus responsabilidades laborales. Pero, como él mismo me lo dijo hace unos días, no tiene ni la menor intención de dejar de ministrar; al igual que muchos otros a quienes respeto, mi papá no cree en “retirarse del ministerio”. Es que eso volvería la vida irrelevante; y el solo pensamiento es terrible. Aunque la condición de salud de mi papá le ha restado en alguna medida su movilidad, eso no le limita para seguir ayudando a la obra desde su hogar… así que el retiro solo consistirá en retirarse de la oficina para volverse un colaborador del Reino desde su casa.
Me reta… (y creo que también será un reto para mi amada madre… jajaja!)

Así que hoy al mediodía, los que hemos sido sus compañeros -nunca se me cruzó la idea de ser “el jefe” de mi papá… ¡ni en sueños!- nos reunimos en un almuerzo para celebrar su ministerio, reírnos un poco, entregarle la placa respectiva de apreciación, escucharle abrir la Biblia para enseñarnos y demostrarle nuestro amor y cariño. Como dije al equipo allí reunido (sólo no estuvieron los Umaña y Ryan), uno de los grandes honores de mi vida ha sido compartir el ministerio con mi papá; un privilegio del que pocos disfrutan… otra razón para estar agradecido con el Rey¿no crees?

¿Sabes? en algunas empresas, en el momento de retiro se le entrega a quien ha laborado por tantos años algún regalo -a veces muy caro-… en el caso de una iglesia, las coronas vendrán cuando el retiro sea verdaderamente efectivo y literal, y quien las entregue sea el Rey mismo. Hmmm… piénsalo. Cualquier regalo que te de tu empresa se quedará en la Tierra, donde la polilla y el orín corrompen y ladrones minan y hurtan.
Los que te de el Rey permanecerán por la eternidad.

Esta noche me preparo a terminar el día pensando que mi padre ciertamente tendrá su recompensa eterna. Es que para él, todos los días son relevantes, de otra manera la vida sería terrible. A propósito, no creo que él llegue a pensar en twitear o poner en el muro de su Facebook el estatus de “aburrido”.
No es sólo porque mi papá no tiene twiter ni Facebook.
Es que, aun en su retiro, está ocupado en cosas más importantes.

Te dejo algunas fotos del almuerzo que le dimos a mi papá.

Nos vemos mañana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s