El cuarto campus a la vista…


Hace unas semanas, en la última reunión general de Koinonía, anunciamos que VidaNueva ha comenzado el proceso de abrir un cuarto sitio o campus en nuestro sistema de Multisitio. Dar este paso abre para nosotros una puerta grande en el cumplimiento de la visión local: influenciar a la familia salvadoreña para que glorifique a Dios. En esta ocasión, el nuevo campus nacerá en las instalaciones -y con la congregación- de la Iglesia que VidaNueva fundó a principios de los 90’s en la vecina ciudad de Apopa (para ti que no conoces San Salvador, Apopa está a sólo 15 minutos de nuestra Iglesia) y en dónde hemos trabajado durante más de 20 años. Esta es una de las áreas urbanas más densamente pobladas y más receptivas de nuestro país -y yo me atrevería a decir de América Latina- por lo que las oportunidades y el potencial son casi ilimitadas.
Me gusta.

Ahora, como te puedes imaginar, un cuarto campus propone ciertos desafíos logísticos para los que todavía tenemos que hacer ajustes, razón por la cual el proceso -que durará varios meses- apenas ha comenzado. Hasta el momento ya dimos los pasos para que Chitty Escobar sea el pastor que comandará el equipo de transición, haciendo pareja con Lance Grush quien ha ministrado allí desde que le enviamos hace casi 13 años y ha sido el pastor principal por más de 10. Cuando la transición haya terminado, VidaNueva tendrá 10 cultos semanales y tendremos el desafío de mantener una sola identidad, un sólo rumbo y una sola visión en las docenas de ministerios que realizamos constantemente. Para serte honesto, el reto de tantos cultos no es lo que más me preocupa… si bien es cierto que requiere de centenares de miembros capacitados y comprometidos en los ministerios infantiles -tenemos varias estructuras y programas que corren paralelamente-,  Alabanza, Comienzos, Evangelismo, Consejería, montaje, Diáconos, atención a los visitantes y a la congregación (les llamamos Embajadores), visitación (Búsqueda y rescate) amén de los centros de información, sonido, parqueos, seguridad, etc., etc., etc. también es cierto que muchos de los “vidanuevenses” son de oro y tienen el compromiso requerido para que todo funcione apropiadamente. Entonces, aunque mucha actividad sucede en cada culto no es esto lo que más me preocupa. Podría decirte que son “los otros ministerios” los que me preocupan… tú sabes: las estructuras de cuidado para las parejas, o Alfa y Omega -que cuida a la tercera edad- o los ministerios de Hombres de Verdad, de Celebremos la Recuperación (que trabaja con adicciones), de AMA (que vela por la ayuda social entre nosotros de forma que nadie esté en miseria), de mujeres con sus varias ramas ministeriales integradas bajo un solo rumbo, de evangelismo en hospitales, de evangelismo de películas, de evangelismo en escuelas… la lista es demasiado larga. Sin embargo, no es así… no son estos ministerios lo que más me preocupa; en parte porque los líderes que Dios nos ha dado como cabeza de tantas estructuras son de oro (o más bien de oro, diamante y platino), en parte porque nunca nos hemos detenido ante las complicaciones logísticas que tanta actividad crea (¡ya quiero vernos haciendo Casa del Juicio o EBDV en los cuatro campus algún día).

Cómo pastor creo que siempre el desafío principal está en la formación y el cuidado de verdaderos seguidores del Rey. Tanta gente requiere de muchísimos discipuladores dispuestos a invertir su vida espiritual en otros… se necesitan muchos grupos pequeños nuevos (les llamamos Círculos de Vida) que se sumen a los casi 60 ya existentes. El trabajo de formación de líderes es entonces crucial… los esfuerzos que estamos haciendo para el relanzamiento del Instituto para el Desarrollo Ministerial es esencial en todo lo que pasa en VidaNueva. Creo que el sueño de Dios es que este Instituto produzca el crecimiento en aquellos que llegarán a ser líderes… algunos se volverán pastores y otros terminarán saliendo al campo como misioneros en MetroAmérica 020.  El sueño es que a las obras en Guatemala, Managua y San José, Costa Rica se unan equipos que enviaremos los próximos años a Tegucigalpa, Guadalajara, Santo Domingo, Caracas, Ciudad de Panamá… esta es otra lista larga. Si ya hoy es un desafío logístico los 20 viajes de misiones que tenemos cada año… te imaginas como será cuando estemos presentes en 10 o más ciudades de MetroAmérica 020.
Por eso, un cuarto sitio no me preocupa tanto.
Me preocupa y me ocupa, que formemos a los seguidores del Rey que ejecutarán su visión.

Es obvio que mucho pasa en nuestra iglesia porque Dios nos da muchas oportunidades. A mí me es obvio que si no todos participan, estas oportunidades mueren… y el reino se estanca. Si eres de VidaNueva te animo a participar… quizás haya espacio para ti en el cuarto sitio… si no es así, créeme que hay muchas canchas y oportunidades en Miralvalle, Crowne Plaza o Lourdes… te desafío a ser parte.
Esta noche me acuesto agradecido con el Rey por permitirme ser parte de lo que a él le place hacer entre nosotros.
Cómo te digo a menudo: ¡me gusta!

 

 

Nos vemos mañana.

Un pensamiento en “El cuarto campus a la vista…

  1. Gran desafió, pero en efecto lo que preocupa son gente comprometida con El Rey y señor de su vida, que le obedezcan a su Palabra y dispuestas a hacer la obra. Como dice Rodolfo Avendaño, para atrás ni para agarrar impulso. Amen sigamos adelante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s