Samuel Guzmán…


Antes que nada… gracias por los mensajes de apoyo y oración para quienes están pasando por momentos difíciles en la Iglesia y para quienes les pastoreamos. La oración en particular no solamente satisface el alma sino que anima el corazón y la fe… y nos recuerda que la gloria por lo bueno se debe a “un poder superior”… el poder de Dios. Este día he visto la manifestación de ese poder en la vida de varios de los que han estado sufriendo… algunas de estas manifestaciones han sido “desesperadamente milagrosas” (como en el caso de Dios dando salud) o “sorprendemente inesperadas” (como en el caso de Dios dando consuelo). Es tremendo ver el poder de Dios ¿no crees?

En unas horas predicaré en VidaNueva y pienso que mañana será un día desafiante en lo que se refiere a cultos y horarios. Por razón del funeral de Samuel Guzmán (el jovencito del que te hablé ayer) y para liberar a Steve para predicar en él (yo lo hice esta noche en un servicio especial en la Casa Funeraria) hemos tenido que hacer algunos ajustes de última hora. Gracias a Dios por la flexibilidad de todos los que han cambiado su itinerario de mañana. Pero Samuelito -(o Samy) como muchos le decían- se lo merece. Este chico era más  que especial. A pesar de sufrir una complicada condición médica que le hizo entrar y salir durante casi toda la vida de Hospitales y Unidades de Cuidados Intensivos, Samuel siempre fue un testimonio del poder de Dios en su vida. El recuerdo que queda en mi mente es que él siempre estaba sonriendo con el tipo de sonrisa que sale del alma y tiene la capacidad de pintar el corazón de los que la ven. Samy tenía razón para quejarse -muchísima más razón que algunos que se han permitido volverse quejumbrosos profesionales- pero no lo hacía. Esto hizo que en sus 20 años de edad tocara vidas; y eso es más de lo que puede decirse de otros mucho mayores que él.
Sin duda, lo que hacía de Samuel un muchacho digno de notar era su Dios.

Dios es grande… en realidad es maravillosa e incomprensiblemente grande… es lo máximo… y es capaz de hacer brillar las vidas que se dejan tocar por él. Sus virtudes -las habilidades que tiene mezcladas con su perfectísimo carácter- las que hacen que nuestras vidas tengan sentido. Es su poder lo que nos hace seguir adelante. Es él quien le da sentido a nuestras vidas y hace que estas valgan la pena.
Incluso si uno “solo está en la tierra” por 20 años.

Ora por la familia de Samuel Guzmán… por Patty (su madre)… por Josué (su hermano)… por sus tíos, primas… todos ellos son amados por muchos en VidaNueva.
Esta noche, al pensar en Samy… en la certeza de que todos daremos algún día el paso tan incomprendido de la muerte, no puedo evitar citarte el pasaje que quisiera que marcara mi propio funeral. Gálatas 1:24 dice simplemente:

Y glorificaban a Dios en mí. 

Te animo a que vivamos para que así sea.

 

Nos vemos mañana.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s