Un toque de frescura en Tecpán… (II)


¡Saludos nuevamente desde Ciudad de Guatemala! Esta tarde en Tecpán dimos final al retiro de dos días de los matrimonios de VidaNueva Guatemala. La experiencia resultó aún mejor de lo que había anticipado; Dios estuvo allí y nos facilitó a todos de su enseñanza… dando a cada uno lo que necesitábamos. Para Patty y para mí fue una verdadero placer pasar este tiempo con ellos… y renovar antiguas amistades mientras el Rey nos regalaba algunas nuevas.

Como sucede en eventos como este, regresamos a casa (al menos a la de Nelson y Romy acá en Guate) contentos, felices, alegres, animados, esperanzados… y un tanto cansados. Hoy por la noche, mientras cenábamos con los Rivas y los Girón y repasábamos lo que Dios nos permitió ver entre las parejas estos dos días (en la cena estaba también Chief, que llegó anoche a Guatemala para predicar al resto de la Iglesia acá esta mañana), pensé en el privilegio que es haber sido una pequeña parte del plan de Dios para todas estas parejas. Yo personalmente veo un potencial tremendo en cada una de ellas para que el Rey sea levantado grandemente en sus familias… y para que Su reino sea expandido y las vidas sean transformadas en Guatemala. Más temprano, mientras estábamos todavía en Tecpán cerrando el tiempo de retiro y al escuchar testimonios de la oposición y los problemas que muchos enfrentaron para poder “estar allí” nos fue evidente que la lucha por los matrimonios de este país es grande… y que está peleada no a nivel de los hogares sino en los lugares celestiales. Es que -contrario a lo que muchas parejas sienten a causa de sus conflictos- el esposo no es “el enemigo”… la esposa tampoco lo es. El verdadero adversario es Satanás, a quien le conviene destruir estos matrimonios (por ser cuadros potenciales de Jesús y su iglesia) tanto como le conviene destruir el tuyo o el de tus padres. Un fin de semana como este es apenas una victoria en una guerra mucho más larga y encarnizada en el futuro.

Me voy a acostar con el pensamiento que siempre me inunda en tiempos tan buenos como estos… te lo he compartido en más de una ocasión antes: la batalla apenas comienza. Hemos orado por lo que iba a pasar en Tecpán estos días y Dios nos contestó abundantemente. Ahora ayúdame a orar para que la semilla que fue sembrada no sea arrebatada por el enemigo… para que las zorras pequeñas no echen a perder las viñas que están en ciernes… para que el propósito de Dios de solidificar cada una de las familias que fue -y fortalecer el trozo del Reino que VidaNueva está expandiendo en esta ciudad- de fruto al ciento por uno.
Como te dije estos días, un campamento no cambia a nadie.
Pero las decisiones allí tomadas pueden ser el inicio de un cambio gigantesco.
Que Dios acompañe a cada pareja en las decisiones que tomó estos días.
Que Dios bendiga a los Rivas y los Girón en la tarea que tan eficientemente están realizando en este precioso país.

 

Nos vemos mañana.

Un pensamiento en “Un toque de frescura en Tecpán… (II)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s