Un toque de frescura en Tecpán…


¡Saludos desde las afueras de Tecpán, Guatemala! Patty y yo estamos con los Rivas y los Girón y unas 25 parejas más de VidaNueva Guatemala en un muy bonito hotelito desarrollando el primer campamento de matrimonios de la iglesia acá. El campamento se llama “Un toque de Frescura”… y te digo que el frío que está haciendo -tan característico de esta zona del país- es muy apropiado para el título. En realidad, este es el ambiente ideal para un evento de esta naturaleza… lejos de todas partes, pero no tan lejos como para no tener todas las comodidades… cerca de todo lo necesario, pero no tan cerca como para ser interrumpidos a la hora de concentrarnos en Dios y su Palabra. Además, los Rivas y los Girón han organizado todo de manera impecable… cada detalle es especial… desde cuartos acogedores hasta cenas románticas inolvidables… sinceramente no veo nada dejado a la improvisación, pero al mismo tiempo siento una gran libertad a la hora de enseñar la Biblia. Esta noche, por ejemplo, conduje a las parejas por un somero estudio de Cantares 2 y de los aspectos del amor que allí se presentan… luego Patty desarrolló un taller de enseñanza con las esposas mientras yo estaba sentado con los esposos respondiendo preguntas “crudas”… muy buen tiempo. Me gustó mucho.

 

¿Sabes?, las parejas acá en Guatemala son como todos los matrimonios de nuestros días… en algunos hay elementos buenos y esperanzadores y en otros se nota la ya clásica expresión de quisiera-hacer-bien-las-cosas-pero-no-se-por-donde-empezar-y-temo-equivocarme. Es que, como probablemente has experimentado en carne propia, cada matrimonio vive en un campo de batalla en el que sus creencias, sus experiencias, sus persuasiones, sus sentimientos… ¡están bajo constante ataque! No es de extrañarse que la confianza y la seguridad  que deberían conformar los fundamentos sólidos del diario vivir estén más que erosionados. Estamos acá para tratar de ayudar a estas parejas a reconstruir esos fundamentos. O -en algunos- para colocarlos por primera vez en la vida.
 

Esta noche te pido que nos ayudes orando por cada uno de los matrimonios que están en el retiro… pide que el Espíritu Santo abra un camino directo al corazón de ellos y deposite -como sólo él sabe hacerlo- la semilla de verdad que de inicio a una cadena de cambios para todos ellos. Un retiro no cambia nada… o casi no cambia nada. Sí puede cambiar el rumbo de la pareja, puede abrir un diálogo… puede señalar una necesidad… puede causar la inquietud de que “algo debe hacerse” antes que sea demasiado tarde.
Ora para que estas cosas pasen… necesitamos toda la ayuda que sea posible.
Y cada matrimonio vale la pena a los ojos de Dios.

 

 

 

 

Nos vemos mañana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s