La buena sensación de aprender…


Ya te lo he dicho en otras ocasiones: disfruto en sobremanera cada sermón que preparo a través del año y me deleito grandemente cada vez que tengo la oportunidad de predicar en la semana. Como probablemente ya sabes “mi cosa” es la exposición de libros completos de la Biblia -estoy persuadido que esa es la única manera de alimentar sanamente a una congregación a lo largo de los años- pero de vez en cuando realizo algunas series más cortas… estos son “pequeños paquetes” de verdad que siguen el mismo formato expositivo de disección de un texto -a veces del Antiguo, otras del Nuevo Testamento- pero nos permiten aprender exhaustivamente áreas de “todo el consejo de Dios” en períodos relativamente pequeños. Creo que TODA la Biblia, es decir cada-palabra-de-cada-versículo-de-cada-capítulo tiene aplicaciones prácticas para la vida del seguidor del Rey que están interesado en aprender; y cuando hemos estudiado “libros largos” las oportunidades de aprender para la vida son abundantes, constantes y continuas… pero estas series breves siempre resultan ser particularmente prácticas, y por lo tanto dan a todos la sensación de “edificar instantáneamente”. Fue así como en los domingos recientes estudiamos algunos Salmos en “Conectados con Su Presencia”, estas últimas semanas hemos estado en Génesis aprendiendo de la familia en “Casa Modelo” y actualmente estamos enseñando 1Timoteo 4 en “Sin Atajos” durante las Noches de Jueves y Viernes.
Me gusta.

Como compartía hoy al Equipo de Predicación con quien estamos estudiando y preparando lo que VidaNueva “comerá” esta semana (como alguien me dijo: toda una experiencia de “Cocina en Grupo”) “Sin Atajos” ha sido de bendición especial para mi propia vida. Es curioso, porque el pasaje estudiado tiene -como siempre- una aplicación para todos en la Iglesia, pero ha sido muy bueno para mí como pastor y creo que también lo ha sido para Chief, Alex y Chitty con quienes hemos unido esfuerzos en el proceso de prepararnos y presentar a VidaNueva la exposición del texto de 1Timoteo 4. Te confieso que es una buena sensación la que me embarga. No sólo he renovado algunas de mis persuasiones filosóficas en cuanto a lo que creo debe ser el ministerio de todo pastor, sino que Dios me ha mostrado algunos principios bíblicos específicos que refuerzan mi visión personal como un seguidor del Rey. Siento que he aprendido mucho al estar preparándome… siento que mi vida ha sido desafiada de manera especial… siento que lo recibido de Dios estos días me hacen desear servirle más y mejor, procurando que él sea glorificado como se merece. Todo esto aviva en mí el deseo de “hacer las cosas a la manera de Dios, disfrutándolo” y convertirme en un mejor servidor del Rey, cuidando de la influencia que él -por su pura gracia- me ha concedido tener en el ministerio.

Este Jueves y Viernes terminaremos “Sin Atajos”… te animo a que aprendamos juntos. Es que “aprender” la Palabra y sentirse desafiado es una muy buena sensación.
Créeme, no puedes darte el lujo de perdértela.

 

Nos vemos mañana.

Un pensamiento en “La buena sensación de aprender…

  1. Estimado Ps. es la primera vez que veo este blog, seguro que será de mucha bendición seguir las enseñanzas, también asisto a una iglesia bautista en Lima – Perú. Estaremos orando por su ministerio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s