¿Es la familia un concepto pasado de moda?


Nada es tan precioso como la familia. Nada es tan preocupante como la familia. Hay pocas cosas en las que el éxito sea tan difícil de alcanzar como en la familia. Esta tarde, en Radio Progreso hice el cierre de un programa de discusión abierta en el que se planteaba la validez del concepto de la familia en nuestros días. Las opiniones fueron muchas, variadas y algunas ciertamente carentes de esperanza en relación al estado actual de la familia. No culpo a quienes así lo piensan… pero no estoy de acuerdo con ellos. Me pareció una oportunidad interesante… en parte porque he estado pensando precisamente en esto al prepararme para la siguiente serie de predicación de los domingos por la mañana… en parte porque de primera mano he notado un desencanto mayor entre creyentes y no creyentes sobre las probabilidades de tener hogares plenos.

Aceptémoslo. En tiempos en los que los valores familiares parecieran haber caducado, los cristianos y no cristianos tienen problemas serios por igual en esta área. Ni siquiera me refiero a los miembros de nuestra sociedad que pugnan por impulsar una nueva moralidad -¿amoralidad… inmoralidad?- y hacen gala de un derroche millonario en gastos publicitarios para que la opinión pública acepte los estilos de vida alternativos -léase gays, lesbianas, bisexuales y transgéneros-… o sea, todo aquel que no se considera un heterosexual-. No… tampoco hablo de los casos extremos tan comunes en nuestros países… padres irresponsables que abandonan a sus hijos, esposos que prefieren la promiscuidad (casual o constante) o hijos inadaptados con conflictos profundos de adicción o rebeldía. Puedo entender cómo algunos en estas categorías hayan perdido la esperanza de tener un hogar modelo… en sus conflictos, han perdido de vista la posibilidad de la intervención de Dios en sus vidas.
Triste… aunque razono que muchos en este estado han tomado decisiones conscientes de vivir fuera de los límites del plan de Dios, de todas maneras me parece muy triste.

Lo que verdaderamente me inquieta como pastor son las personas que todos consideran “normales”… pero que no logran tener una vida familiar en paz: Parejas con años de casados… pero carentes de paz familiar; padres que fueron criados en su niñez e infancia con buenos valores… pero que se sienten confusos e incapaces sobre como traspasar eso bueno que recibieron a sus hijos… y ¿como no hablar de los hijos que “lo tienen todo” pero que se sienten profundamente miserables? Piénsalo. Todos quisieran vivir en una casa modelo… pero pocos lo logran.

A partir de este domingo 12 de febrero y por las siguientes 5 semanas, “cambiaremos de velocidades” en VidaNueva y nos dedicaremos a estudiar las instrucciones y principios que Dios tiene para que una casa funcione como debe ser. El tema de la serie es “Casa Modelo”… y me emociona pensar lo que el Rey puede hacer transformando las complicadas relaciones familiares situación en aquellos que no las deberían tener tan complicadas…

¿Sabes?, estoy persuadido que la Biblia tiene la razón… tiene la manera y las instrucciones claras para que todos aquellos que así lo deseen construyan familias más que “funcionales”. Como todo lo bueno, el proceso de transformación no sucederá de la noche a la mañana… pero para quienes sigan los principios del Diseñador de la familia, los resultados serán… “modelo”. Como es nuestra costumbre, “sacaremos el jugo” de varios pasajes de las Escrituras… y estoy seguro que será una bendición para quienes estén en cualquiera de los tres campus de la Iglesia.
Así que, no pienses que no lo necesitas, no te quedes en casa y no vengas solo.
Casa Modelo… después de Casa del Juicio… a partir del 12 de febrero.

Nos vemos mañana.

4 pensamientos en “¿Es la familia un concepto pasado de moda?

  1. Hola, mire su pensamiento correspondiente a la familia, se mi hizo super interesante, lo felicito pastor, solo me gustaria dejar plasmado lo siguiente, y espero que no lo tome personal ni de ningun tipo de religion o similar, siplemente es un pensamiento fundamentado en los libros y para eso sere muy explicito con una historia donde se cuenta que antiguamente la concepcion maxima de la familia era esta conformada entre dos hombres, (lo cual yo no comparto) pero sigo con el ejemplo, la fmilia ha cambiado desde todos los tiempos, se consideraba a la familia perfecta en la epoca griega en la union entre dos varones, pues estos determinaro que la mujer era un ser inferior, ahora bien en aquellos tiempos eso era normal, y no se consideraba un actuar machista, actualmente los hombres se unen a hombres y las mujeres con mujeres, los transgenero con sus opuestos, e iguales, es decir, el problema de la familia nunca ha sido sexual, ni tampoco de la evoclucion, el problema de ser humano y familia en general es ideologico, donde la religion, politica y sociedad se dividen cada quien son sus pensamientos aislados provocando caos en las mentes de las personas, dejando a un lado lo que realmente interesa, que es la trascendencia y desarrollo del ser humano como tal, no condicionado a una religion, a un sistema, o a una ideologia, si no mas bien a la libertad, y espiritualidad basada en el principio del libre albedrio, desarrollo de la inteligencia y con derecho a la existencia digna, a lo cual las divisiones en tanto a religiones que hay miles, politicas deocraticas o conservadoras, etc minan nuestra conciencia.

    Saludos.

  2. Cada vez que aprendo de la Palabra, tambien “estoy persuadido que tiene la razon”, “que es la razon (verdad)”…Pero en relacion al proximo tema de estudio, es triste cuando te dicen que no tienen “nada” que perdonarte y la herida esta ahi, sin cicatrizar y sobre todo que no quieres que nadie te cure, “si Dios quiere” tal vez puede haber un cambio…
    Y entonces? la comunicacion, la obediencia? vale la pena un cristianismo asi? que testimonio estamos dando? Por que Dios “bendice” todo en “mi vida”, menos la relacion matrimonial? por que Dios “no puede darme amor” para el conyuge?
    Disculpa hermano, estoy pensando en “voz alta”…para el que quiera oir el estudio sera una bendicion, estoy seguro.
    Saludos.

    • Uhmmmm al ver el texto, percibo desánimo y desilusión; sin embargo hermano JF, Dios jamás desperdicia una herida. Éstas nos las causamos nosotros, como cuando niños la mamá nos decia que tuviéramos cuidado con algo, y bueno, nosotros hacíamos eso que se suponía no hiciéramos y nos heríamos, la mamá o el papá estaban alli, de la misma manera que Dios está contigo; pero eso no significa que no nos haremos daño. Y podría decir que de algo si estoy convencido y es que primero debo sanar yo para poder tener relaciones con los demás de manera saludable, por que si no es así, siempre habrá dolor; desconfianza, y amargura. Por ejemplo: cuando tenés un uñero en el pie y alguien se para, ¿contra quién es el enojo? ¿contra el que dió el pisotón o contra el uñero?, la respuesta es sencilla contra el que dió el pisotón, pero quién anda la herida no es él sino uno, la otra persona ni cuenta se dá; Dios bendice el matrimonio pues es un cuadro de Cristo y la Iglesia, aún tu matrimonio, solamente es decidir salir de allí sin estar doliéndose, solamente es necesario que uno tome esa desición y normalmente le toca a la “cabeza” hacerlo. 1 Corintios 13 habla acerca del amor, del verdadero no del amor de holywood o de los cuentos y si Dios nos perdona cada vez que pecamos y ofendemos aún su nombre, ¿por qué no perdonamos y amamos de la misma manera?, dejar pasar por alto la ofensa y perdonar, simplemente mi hermano, libera.

      PD. No es para nada sencillo, Dios lo hace, solamente está en decidir hacerlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s