En honor a nuestros Adultos Mayores…


En nuestro país, enero es el mes en el que se festeja al adulto mayor… una oportunidad de oro para demostrar lo importante que son a los ojos de Dios y de la Iglesia quienes tienen la bendición de alcanzar esta edad… edad que, por cierto, ahora no diviso muy lejos desde mi propia posición. Este Jueves y Viernes en los cultos en Miralvalle haremos un receso en nuestro estudio de Hebreos, precisamente para echar un vistazo a lo que la Biblia dice sobre y para la congregación que ha alcanzado los “enta” años… ¡y hay que ver que en VidaNueva tenemos bastantes!

Fue Rolando Tobar -quien pastorea Alfa y Omega, la estructura ministerial que cuida a los Adultos Mayores en VidaNueva- quien me pidió que reserváramos estas dos fechas como  algo especial… tendremos -además del estudio de la Palabra- la participación del Coro de Alfa y Omega. Creo que tendremos un buen tiempo.
Me gusta.

“Adultos mayores” debe ser más que un término acuñado en los tiempos en los que decirle a alguien “viejo” o “anciano” es políticamente incorrecto. Alguien “mayor” es -siempre- alguien que tiene algo más grande que los demás. Y en el caso de los adultos mayores, especialmente de quienes son seguidores del Rey, ese algo no es únicamente la edad… es el honor. La Biblia dice de manera clara en Proverbios 16:31 que “Corona de honra es la vejez que se halla en el camino de justicia”. Si lo piensas detenidamente, no debería haber un mes del adulto mayor… como lo afirma Romanos, tú y yo deberíamos pagar a todos lo que debemos…”al que tributo, tributo; al que impuesto, impuesto; al que respeto, respeto; al que honra, honra”.

Esta noche simplemente te animo a cumplir con la Biblia. Si tienes abuelos, padres, tíos, vecinos o hermanos en Cristo que caminando en el camino de justicia han alcanzado esa edad en la que el mundo les cree “viejos”… muéstrales que Dios les honra. No lo hagas por lástima o por obligación… no lo hagas por culpabilidad o por sentimentalismos transitorios. No hermano… hazlo porque Dios les honra.
Si Dios te da la gracia -y si me la da a mí- algún día estaremos en esa posición.

 

Nos vemos mañana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s