Démonos por enterados de sus beneficios…


Al estar cerrando este viernes y ver hacia atrás, pienso que ha sido el fin de una buena semana. En muchas áreas de mi vida personal y en más de una de las responsabilidades ministeriales que el Rey me ha encomendado, veo como su gracia está obrando… a pesar mío, a pesar de las circunstancias y a pesar de los recursos. La lista de los favores de Dios para mi sería larga de enumerar y muy variada -desde que Patty y yo hemos vuelto al gimnasio a hacer ejercicios hasta ver como las piezas de Dios en en la estructura del ministerio de VidaNueva van encajando cada vez mejor-… esta noche no es mi meta contarte cada detalle, sino reflexionar en voz alta lo bueno que es recibir los favores del Rey.

Entre las cosas buenas de esta semana ha estado tener mi mente metida en el Salmo 84 -que predicaré este domingo en los Campus Miralvalle y Crowne Plaza-… el pasaje trata de los beneficios de la presencia de Dios en nuestras vidas… tú sabes… la felicidad que hay al acercarnos a él, las fuerzas que recibimos al avanzar por la vida y los favores que abundan cuando le preferimos… un versículo me llama poderosamente la atención, este es una de esas pequeñas joyas de las que se podría escribir un libro completo. Salmo 84:6 dice de los que habitan de continuo en la casa de Dios:

Atravesando el valle de lágrimas lo cambian en fuente,
Cuando la lluvia llena los estanques.

¡Que pensamiento!
El valle de Baca -traducido acá como el valle de lágrimas… todas minúsculas, es decir, no es un nombre propio- es una descripción de la vida… sufrimiento y tristeza están por todos lados, pero para quienes tenemos el favor de Dios, esas lágrimas se transforman en manantiales que rebosan… como cuando la lluvia llena los estanques.
Ese es el cuadro de la realidad espiritual de un creyente.
Aunque a veces no nos damos por enterados.

Como te dije, al ver hacia atrás esta semana, puedo ver las fuentes de Dios… como cuando la lluvia llena los estanques. No están secas, sino que rebalsan. No son inalcanzables, sino que están en el camino… justo en el valle de lágrimas.
¿Las ves?
Date por enterado.
Espero que disfrutes el fin de semana… será muy bueno.

Nos vemos mañana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s