Salmo 84:10 (un asunto de preferencias)


Anoche te hablé del capítulo completo de Salmo 84, pero te mencioné que un versículo en particular -verso 10- me llama poderosamente la atención. Este texto literalmente dice:

Porque mejor es un día en tus atrios que mil fuera de ellos.
Escogería antes estar a la puerta de la casa de mi Dios,
Que habitar en las moradas de maldad. 

¡Que pensamiento!
El salmista canta de su preferencia por lo que el denomina como “mejor”… y la manera en que lo expresa es universalmente excluyente. Piénsalo. La idea trasciende la comparación directa… ni siquiera habla de estar dentro de la casa de Dios, sino de estar “en sus atrios”. Por supuesto, los atrios era para un no-sacerdote-no-levita, lo más cercano que se podía llegar a la presencia de Dios antes que el velo fuera rasgado (en los eventos de la cruz de Jesús). Déjame parafrasear el contenido de este texto:

para mí estar un rato en tu cercanía es mejor que una vida alejada de ti. Si me dan la oportunidad escogeré siempre el hábito de estar cerca de Dios al de vivir alejado de él.

Ok… no soy un experto en hebreo -ni nada que se le parezca- pero la intención del corazón de este salmista trasciende el idioma, el tiempo y la cultura… y nos desafía a considerar nuestras decisiones personales. Apliquémoslo… o al menos, intentemos hacerlo.

  1. ¿Prefieres estar un rato buscando personalmente a Dios o prefieres ver un programa de TV, leer un buen libro o ir de paseo?
  2. ¿Prefieres acudir a tu Iglesia (Su casa) los días domingo o prefieres levantarte tarde o hacer los quehaceres atrasados del hogar?
  3. Si te dan la oportunidad, ¿escogerás un tiempo de comunión con Dios o saldrás a hacer algo indebido?
  4. Tus hábitos -cualquiera de ellos- gira en torno a la presencia de Dios o “habitas” en lo que a Dios le molesta?

Si lo analizas detenidamente, te darás cuenta que la relación con Dios no tiene mucho que ver con teología, doctrina, conceptos, ideas, cultos, religión o filosofía. Es una cuestión de lo que verdaderamente prefieres… lo que en la vida real escoges.

A la luz del versículo 10, te pregunto; ¿que es lo que prefieres?
Te animo a no ocultar la realidad de tus mismos ojos. Contesta la verdad… no lo que te gustaría que fuera la verdad.
¿Qué prefieres?

Allí te dejo la inquietud…

 

 

Nos vemos mañana.

Un pensamiento en “Salmo 84:10 (un asunto de preferencias)

  1. Claro que sí Julio… Para estas peticiones y las que necesites, siempre estaremos apoyándote ante el Rey… Gracias por permitirnos este privilegio…

    Desde Bucaramanga iglesia que te ama con gratitud.

    Manuel Ruiz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s