Salmo 84: ¿Una guitarra en el libro de Salmos?


…hmmm… es posible.
Te cuento.

El salmo 84 fue escrito para ser cantado por los hijos de Coré, y lleva como indicación el ser tocado “sobre Gitit”. Según algunos estudiosos del hebreo esta palabra se refiere a “un instrumento de (8) cuerdas, parecido a un arpa y que se tocaba como una guitarra”. Algunos ven en el término hebreo (pronunciado GUITIT) el precursor de nuestros vocablos “CITARA” y “GUITARRA”. Podría ser… de ser así tendríamos acá el equivalente antiguotestamentario de lo que sucede en muchas iglesias de hoy en día… un equipo de músicos en una congregación liderados por guitarras.
Aunque quizás corremos el riesgo de que ahora haya más ruido y menos música.

Si te estás imaginando algún músico con pelo largo entonando canciones un poco al estilo hippie en los tiempos de David y sonando-un-tanto-a-la-Bruce-Springsteen… quizás te has ido un poco demasiado lejos con tu imaginación. De hecho, el sonido no debe preocuparnos… tanto- ni el de entonces ni el de ahora-…  lo que sí estamos en peligro de haber cambiado son las actitudes que se traslucen en el texto del Salmo. Estas actitudes determinarán los beneficios humanos en la adoración. Acá te van mis ideas:

  1. La clave de sacar el máximo beneficio de la presencia de Dios es la sed que tengas por ella. El autor de Salmo 84 habla de manera efusiva en los primeros 4 versículos sobre el “anhelo del alma” y el “deseo ardiente” de estar en la cercanía de Dios. Estar allí es para todos lo que lo desean (hasta los pajaritos, según versículo 3) pero si no lo deseas… no lo tendrás. ¿Deseas?
    Si tienes sed… acudirás donde hay agua.
  2. El punto de todo el capítulo es -evidentemente- que los que habitan en la casa de Dios son bienaventurados… felices. No necesito recordarte que “la casa de Dios” hoy en día es la Iglesia (1Timoteo 3:15). Los que allí “habitan” (nota la semejanza entre “habitar” y tener un hábito) además de ser felices (v.5), podrán sacar el mejor partido de la adversidad (v.6) y tendrán fuerzas renovadas (v.7)
  3. Los que habitan en su casa, adorando recibirán además el beneficio de su protección. El es nuestro escudo (v.8, 9 y 11)… y sus ojos están sobre nosotros.
  4. El llegar a la presencia de Dios y sacar estos beneficios nace de una decisión consciente en la que valuamos tal experiencia como algo superior a todo lo demás. Versículo 10 es lo que dice… y es tan poderoso que creo que merece un estudio por aparte un día de estos.
  5. La conclusión es que quien hace todo esto es una persona que ha puesto su confianza en Dios… y esto le permite ser feliz.

Guitarra o no guitarra, este salmo nos enseña una lección: llegar a la presencia de Dios nos beneficia grandemente.
Espero que este salmo exprese tu realidad como seguidor del Rey.
Si no lo hace, te animo a que hagas algo al respecto.

 

Nos vemos mañana.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s