Nunca es tarde para comenzar…


El año apenas ha dado inicio, y estoy seguro que más de alguno estará pensando que “me gustaría haber comenzado el 1 de enero con x o y nuevo hábito”… pero, la naturaleza humana es curiosa y encontrará cualquier pretexto para explicar/excusar el porqué no lo inicias hoy mismo. Bueno, te tengo una noticia: nunca es tarde para comenzar algo bueno. No importa si inicias un 1 de enero, un 4 del mismo mes, un 29 de febrero o un 16 de junio… lo bueno no tiene fecha ni necesita de una ocasión especial… sólo requiere de que comiences. Punto.

El post de esta noche es corto: solo quiero ayudarte a remover la excusa de que “ups! se me pasó la fecha” para empezar a leer la Biblia, renovar tu rutina de ejercicio, levantarte temprano, comenzar tu dieta o dedicar un tiempo específico en oración cada día. Piénsalo. El calendario sirve para ubicarnos en el tiempo pero no para determinar nuestros actos o nuestra calidad de vida. ¿Qué importa si no comenzaste el 1 de enero?… comienza hoy (no mañana, ¡hoy!… no la otra semana, sino ¡hoy!) Por favor, no uses la excusa del tiempo o de las fechas… ¿Y qué si te toma un poco más de tiempo terminar de leer la Biblia? Lo que importa es que te conectes con Dios cada día al tenerla en tus manos…
Así que… apaga la computadora y ve a hacer ahora mismo los arreglos para iniciar los cambios que dijiste querer lograr en este 2012.
Luego me cuentas…

Nos vemos mañana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s