El significado de Navidad: ¡Emanuel!


Anoche te compartí un poco sobre el incidente en casa de Marta, hermana de María y de Lázaro… y del error de aquella afanada mujer que la llevó a descuidar la presencia de Jesús en sus casa. Esta noche mis pensamientos giran más o menos en la misma órbita, pero un poco más actuales -o quizás debiera decir más atemporales– pienso en la primera Navidad como antesala de todas las navidades… y en la realidad de que Dios vino a estar con nosotros; pienso en como -al igual que Marta- le seguimos pasando por alto. Piénsalo conmigo. Emanuel: El nombre fue una revelación dada en Isaías… y luego sucedió la confirmación expresada en Mateo… su significado lingüístico nos hacía ver lo inconcebible: Dios vendría a estar con nosotros. La visita de 33 años y medio -por efímera que haya sido en el gran esquema de la historia humana- es la idea más abrumadora que podemos considerar al considerar Su grandeza comparada con nuestra pequeñez.
Emanuel… Dios con nosotros… increíble.

Esta Navidad recordemos las implicaciones de lo que celebramos. El Emanuel de su nombre -¿no te parece curioso que nadie le llama así en el resto de relatos bíblicos?- fue ignorado por los que vivieron junto a él… una verdadera tragedia, pero -a causa de la luz adicional que ahora tenemos en la Biblia- resulta incluso más trágico que lo sigamos ignorando. Dentro de apenas 5 días una multitud de distractores -no todos necesariamente malos- nos apartarán del enfoque debido… los regalos estarán con nosotros, la comida estará con nosotros… las fiestas, la ropa nueva, la familia… incluso las actividades religiosas estarán “con nosotros” (en VidaNueva lo celebraremos con cultos gemelos en el campus Miralvalle el 24 de diciembre a las 5:30 y 7:30 PM, y con un culto especial el 25 a las 11 AM)… los amigos llegarán para “estar con nosotros”… para algunos, como todos los años, habrá demasiado alcohol, demasiados gastos, demasiados disgustos, demasiadas tentaciones… y al final de cuenta todos correremos el riesgo de olvidar que Dios está con nosotros… y que toda esta algarabía se debe al nombre maravilloso dado desde la Eternidad a nuestro Rey: Emanuel.

Esta noche te animo a que no cometamos el mismo error de los que le vieron físicamente sin reconocerle… nosotros debemos más bien celebrar en grande Su presencia. Es que “si en su presencia hay plenitud de gozo” y  la Navidad señala esa presencia… sus seguidores podemos decir con mucha propiedad: ¡Feliz Navidad!

 

Nos vemos mañana.

 

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s