¿Eres de los que saben decir “Gracias”?


“Ahora, di: ¡gracias!” Casi puedo escuchar la voz de mi madre en mi temprana infancia instruyéndome a dar las gracias… lo hizo unas… hmmm… al menos 10,000 ocasiones! (así de testarudo “era”… uhhh… “soy”) Ahora se lo agradezco con toda el alma. Estoy seguro que cada madre sobre la faz de la tierra lo ha hecho con sus hijos… las “buenas madres” para enseñar a sus pequeños a “mostrar agradecimiento” hacia aquellos que les hacen un bien… las “mejores madres” para sembrar en sus hijos la semilla de carácter que les hará “ser agradecidos”.

Como probablemente sabes, Estados Unidos está celebrando este jueves el famoso “Día de Acción de Gracias”… un tiempo de familia, lleno de comida y conversación y antesala del banderillazo de salida para el frenesí de compras que consume la temporada navideña. A causa de que NLCS (nuestra escuela en VidaNueva) es bi-cultural, mañana por la mañana tendremos un desayuno con alumnos y padres de familia -y luego todos disfrutarán de un largo fin de semana. Será mi privilegio abrir las escrituras y guiar a todos los allí presentes no por el contenido histórico de esta celebración, sino por el valor bíblico que este promueve. Es que, el Día de Acción de Gracias es un excelente pretexto para enseñar lo que la Palabra de Dios enseña: “sed agradecidos”

Piénsalo. Dios te dio, te da y te dará continuamente. Por unos instantes haz un alto en tu acelerado mundo y piensa -sólo por un minuto- en las cosas que él te ha dado este último año. Haz una lista… te sugiero que consideres áreas como tu salud, provisión económica, trabajo, amistades, cuidado, consuelo, oportunidades, hijos, pareja, viajes, juguetes (sí… ¡juguetes!), valor, seguridad, significado… estoy seguro que cada una de estas áreas contiene una, dos, tres… docenas de eventos en los que él te dio, te da… y te seguirá dando.
¿Eres de los que saben decirle “Gracias”?
Porque muchos no lo hacen.

Piensa ahora en la gente a tu alrededor que te dio, te da y te dará. Cada uno de ellos es un regalo de Dios para ti… un reproductor de las bendiciones generosas que tu Padre te ofrece. Algunos te sirven en silencio, otros te protegen sin conocerte, hay quienes te proveen, te soportan, te animan, te curan, te ayudan, te enseñan, te disciplinan, te forman… están los que te entretienen… o los que te dan una razón para vivir… otros te aman a pesar de que no te lo mereces.
¿Eres de los que saben decirles “Gracias”?
Porque muchos no lo hacen.

Esta noche te animo a que si eres hijo de Dios  -norteamericano, ruso, chino, salvadoreño, colombiano o de donde seas- seas de los que dicen “gracias” y verdaderamente se sienten agradecidos.
“Ahora, di: ¡gracias!”
Las mamás tienen razón.

 

Nos vemos mañana.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s