Esta deliciosa locura llamada “el ministerio”…


¡Qué locura!… no puedo decirlo de otra manera más que.. ¡qué locura! Te cuento.
Es tarde en la noche y estoy sentado a la mesa de nuestro comedor con mi calendario en mano, tratando de digerir mental, emocional y espiritualmente los eventos que sucederán en los próximos días y semanas. Te confieso que tengo emociones mezcladas… me siento preocupado, animado, afligido, alegre, inquieto, emocionado, pensativo, confiado, alarmado, realizado y de antemano cansado con sólo sentarme a pensar y orar por ellos. No… no soy esquizofrénico ni nada que se le parezca. Pero cualquiera que entienda lo que se viene entre ahora y Febrero para nosotros en VidaNueva no podría sentirse de otra manera. Veo a Dios obrar entre nosotros… visualizo que el Reino será expandido y que habrá centenares de oportunidades para crecer espiritualmente… me gozo al anticipar lo que sucederá en los cultos especiales de Navidad, en los campamentos de jóvenes, en loas actividades de niños… me emociona imaginarme la bendición de “encontrarnos con Dios” en cada culto… pero de todas maneras -al ver el panorama grande- pienso que… ¡es una locura!

Siendo honesto, no son solo las “actividades grandes” las que me hacen sentir así (EBDV, Casa del Juicio, Campamentos, etc.) sino las implicaciones que cada actividad (grande o pequeña, de edificación o evangelismo, congregacional o personal) tendrá en las vidas de muchos de nuestra iglesia. Por ejemplo, como te he dicho estos días… las bodas están “in” (como solían decir las antiguas revistas para mujeres) y casi parece que estoy oficiando alguna boda cada fin de semana (todas diferentes, todas creativas… todas magníficas); como probablemente sabes, cada boda es una mezcla de terremoto con sunami con torbellino y con huracán en las-emociones-el-dinero-el-tiempo-y-la-vida de las dos familias involucradas… a veces me siento como uno de esos meteorólogos en la TV que predicen lo que sucederá pero no pueden ni soñar con evitar las consecuencias del clima… créeme, ¡es divertido… pero es una locura!
Sin embargo, las bodas no son lo único que se ha multiplicado y salido del control.

Toma como ejemplo este fin de semana: predicaré el Jueves en NDJ de VidaNueva, para lo que estamos haciendo la exégesis del pasaje y el estudio junto con Chief… ¿por qué? porque que él predicará el viernes el mismo pasaje en NDV. ¿Por qué no predicaré yo ambos cultos?… ahhh… es que estaré enseñando el Retiro de Parejas de la Iglesia en Apaneca (aún hay uno o dos cupos, ¡te recomiendo ir!)… regresaré el sábado a media tarde justo para… ¡oficiar otra boda!. Además, el domingo Steve y yo predicaremos el mismo pasaje en VidaNueva San Salvador y VidaNueva Lourdes… para lo que estamos haciendo la éxegesis del pasaje y el estudio de manera conjunta… sólo que… uuuhhh… Steve está en USA y yo en El Salvador. ¿Por qué?… bueno, porque Dios ha puesto en nuestro corazón y nos ha llevado por el camino de algunos planes “más grandes” que queremos compartir con ambas iglesias. En medio de todo estamos dando los toques finales a una campaña que hemos llamado “Esta Navidad, mi mejor regalo es para Jesús”… como te dije… ¡una locura!
Y eso sólo es “este fin de semana”.

Luego el ministerio se pondrá verdaderamente “movido”. Y ni te hablo de “la conducción normal de la Iglesia”, mis labores pastorales regulares, mi vida personal, los huéspedes llegando de otros países y las cenas, reuniones y despedidas de año tan típicas del mes de diciembre.
¡Una locura!

Esta noche le doy gracias a Dios por ponerme en el ministerio… sí, esta sublime y deliciosa locura llamada “el ministerio”. Pensándolo bien, veo tantas limitaciones en mí que yo no me habría escogido para esto. Así que, es una locura… pero no cambiaría esto por nada en el universo.
Que Dios nos ayude a todos -los cientos de participantes en lo que te he mencionado-… en la locura de ser canales para que él sea glorificado tal como lo ha hecho cada día de los últimos 25 años de nuestra vida ministerial.
Me gusta.

 

Nos vemos mañana.

Un pensamiento en “Esta deliciosa locura llamada “el ministerio”…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s