Nada de nada de nada…


Saludos desde San Salvador! Patty y yo llegamos esta tarde después de una excelente semana en Bogotá, listos y dispuestos para conectarnos con nuestras respectivas responsabilidades acá… luego de saludar a mis hijos y dejar las maletas en casa participé de un par de reuniones de ministerio en la oficina y luego tuve el privilegio de predicar en VidaNueva Lourdes (continuando con la serie que estoy enseñando cada 15 días)… digamos que “fue un día completo” en todo el sentido de la palabra.

En el retiro de parejas de la semana pasada conté a los asistentes como algunos sicólogos explican el cerebro de los hombres como algo muy compartamentalizado y  a menudo desprovisto de las relaciones debidas. Usan la analogía de que los varones tenemos “muchas cajitas” mentales aisladas las unas de las otras, cada una conteniendo un área de nuestra vida (familia, trabajo, ministerio, amigos, fútbol, etc.) y lo contrastan con el cerebro de las mujeres como algo alambrado con innumerables conexiones (como un complejo conjunto de cables)… por lo que a las mujeres les resulta difícil nuestro mundo de cajitas…  y -peor aún- les resulta casi imposible comprender que los hombres tenemos una cajita en el centro del cerebro en la que no hay nada… así es: ¡nada!. Pues… como te imaginarás, entre el viaje, el cambio de hora, y la actividad de todo el día estoy físicamente agotado… y al ver que el fin de semana será agitado in extremis  (como regularmente lo es) estoy decidiendo poner mi cerebro consciente y voluntariamente en neutro, sumergiéndome por completo en esa gigantesca caja dentro de mi cabeza rotulada con la palabra NADA: nada de pensar, nada de reflexionar, nada de analizar… nada de nada de nada… al menos hasta que me levante mañana por la mañana… te recomiendo que hagas lo mismo.

Mañana será otro día en el que podré preocuparme por “lo que hay que hacer”… por eso las palabras de Jesús tienen muchísimo sentido para mí esta noche: Baste a cada día su propio afán.
Hmmm… “Afán”… creo que también tengo una cajita con ese rótulo.

Nos vemos mañana.

Un pensamiento en “Nada de nada de nada…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s