El es fiel, aún si fallas…


Ha sido un día inusualmente largo… pero fue bueno. Como te dije anoche, VidaNueva tiene este fin de semana un retiro de mujeres… y entre ellas está Patty; así que estoy “de padre y madre” de mis chicos en casa. Estos dos días están además atiborrados de otras actividades ministeriales -buenas, pero muchas- por lo que esta noche mi mente luce como un pequeño campo de batalla. Afortunadamente las bajas en combate no han sido muchas y no han sido importantes… yo más bien diría que el día resultó incluso mejor de lo que me esperaba.

Esta noche me voy a acostar con el pensamiento de la tremenda fidelidad de Dios a pesar de nuestras imperfecciones. Quizás es porque he estado orando y meditando sobre los fracasos de los discípulos de Jesus… todos sin excepción le abandonaron en el huerto en el que le capturaron la última noche en la Tierra… uno le traicionó, otro decidió resolver el problema por sus propios medios (como si Jesús no fuera capaz)… todos le abandonaron e incluso uno -que se ha mantenido en el anonimato por 21 siglos- dejo hasta la ropa que tenía y salió corriendo desnudo. Todos fueron infieles… pero Jesús se mantuvo fiel; fue fiel a su Padre, a su naturaleza, a su misión e incluso a sus infieles seguidores.

¿Sabes? me identifico con estos hombres. No me gusta compararme con Judas (¿conoces a alguien a quien sí le guste?) aunque reconozco que hay un traidor en potencia dentro de cada uno de nosotros… pero me parezco a Pedro, soy similar a los otros diez… e incluso tiendo a refugiarme bajo el manto del anonimato para cubrir mi falta de compromiso (evidente cuando estoy “espiritualmente desnudo”) como lo hizo el bizarro muchacho de la historia de Marcos.
Sólo me consuela que Jesús me es fiel pase lo que pase.

Antes de dormirme te digo que deseo para ti que te des cuenta que Él es fiel… aún si le fallas. Lo fue con sus discípulos traidores y desertores en el Getsemaní… y lo sigue y lo seguirá siendo hasta el final de nuestros días.

 

Nos vemos mañana.

Un pensamiento en “El es fiel, aún si fallas…

  1. Yo tambien me he dado cuenta de la fidelidad de Dios y creo que no meresco su amor y fidelidad pero la acepto y esa fidelidad me hace amarlo aun mas y me mueve a querer obedecerle.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s