No apaguéis al Espíritu…


Sigo en 1Tesalonicenses 5… ahora le toca el turno al versículo 19, y a otra instrucción simple… pero muy profunda.

Hay apenas 4 palabras en todo el texto, pero hay varias cosas que me llaman la atención.

  1. Como todos los otros principios en la vecindad de 1Tesalonicenses 5, “No apaguéis el Espíritu” es una orden. Al igual que en cada caso en las Escrituras, una orden de Dios debe obedecerse, pero también implica que él reconoce nuestra habilidad humana para cumplirla. En otras palabras, tú y yo tenemos la capacidad -o poder- de “apagar al Espíritu”
  2. Apagar en griego (SBENNUMI) quiere decir… ¡apagar! (jejeje). Aunque en la Biblia se usa casi siempre relacionado con el fuego en realidad se trata de extinguir el fuego o la luz. Ahora, piensa conmigo… ni el fuego ni la luz son muy relevantes si no tienen algo/alguien que calentar/quemar o iluminar… lo mismo sucede con Dios. La Escritura llama a Dios “fuego consumidor”, le llama “luz” (Dios es luz, y no hay ningunas tinieblas en él), dice que Jesús tiene sus ojos “como llama de fuego” en el libro de Apocalipsis. Salmos afirma que la voz de Jehová “derrama llamas de fuego”. Otros textos dicen que la Palabra es como fuego… es evidente que -sea luz o sea fuego- el concepto que Dios comunica es el de su poder sobre la vida de los hombres.
  3. La versión de Reina Valera 1960 (al igual que una docena de otras versiones que revisé hace un rato) utilizan la palabra “Espíritu” con mayúscula, implicando que es el Espíritu Santo al que podemos apagar. Ahora, este pensamiento en sí es abrumador… tú y yo tenemos la capacidad de “apagar” o “extinguir” el poder de Dios manifestado en nuestras vidas.
  4. Nota lo que el pasaje no dice: No podemos “encender” al Espíritu. Lo menciono porque algunos asumen equivocadamente que podemos hacer “algo” para que el poder de Dios se manifieste en nuestras vidas. Dios está siempre presente. Su Espíritu está siempre presente. Su poder está siempre presente…. a no ser que lo apaguemos.

¿Cómo se apaga a Dios? El texto no lo dice. Pareciera que Pablo asumía que los de Tesalónica entendían qué era lo que no debían hacer para evitar “apagar al Espíritu”. Para serte honesto… tengo mis dudas al respecto de enunciar un argumento contundente -sabes que cuando no las tengo lo digo con claridad-… intuyo que lo que sea que apague al Espíritu tiene que ser una acción o una actitud poderosa… o quizás un grupo de ellas. Así que esta noche te hago estas sugerencias tratando de usar el resto de información bíblica que conozco.

  • Las mejores posibilidades son la que surgen del contexto. Hasta ahora hemos visto como este pasaje enfatiza la presencia continua de Dios en nosotros. Me atrevo a decir que cuando tú y yo nos olvidamos de su presencia… apagamos al Espíritu. ¿Cómo puede manifestarse la influencia de la luz de Dios o de su fuego si ni siquiera le tomas en cuenta?
  • Otra posibilidad derivada del contexto inmediato es que apagamos al Espíritu al violar los siguientes tres mandamientos en el contexto de 1Tesalonicenses 5:19. Estas tres órdenes simples (que te prometo revisar la próxima semana) son “no menospreciar las profecías”, “examinar todo; retener lo bueno” y “abstenerse de toda especie de mal”. Me atrevo a decir que al olvidarnos de ellas… apagamos el poder de Dios en nuestras vidas.
  • Una tercera posibilidad -muy factible- es que el lenguaje usado por Pablo es figurado. El fuego habla de la pasión y la intensidad de Dios dentro de nosotros (como sucedía en los sacrificios, en el Templo, en la adoración)… y que con el pecado se apagan hasta volverse apenas un rescoldo de cenizas heladas. El pecado apaga la pasión por Dios… y por ende, apaga su poder en nosotros.

Estoy seguro que puedes ampliar estas ideas. Esta noche sólo te animo a que no apaguemos el Espíritu… no extingamos con nuestras acciones y actitudes lo precioso de su presencia entre nosotros.
Allí te dejo la inquietud.

 

Nos vemos mañana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s