La nada es la materia prima de Dios…


Este ha sido un domingo curioso… por un lado he extrañado mucho no estar en VidaNueva y mis pensamientos han estado pendientes de lo que debe haber estado sucediendo en la Iglesia. Por otro, he disfrutado con toda intensidad la comunión con algunos grupos de Bell Shoals Baptist Church (enseñé en dos de sus Compañerismos Bíblicos por la mañana)… pero quizás disfruté aún más de los cultos de adoración en la mañana y en la tarde. La música fue fenomenal… y además tuvimos el privilegio de escuchar a dos excelentes predicadores: el Dr. Rummage -pastor de BSBC- expuso esta mañana Génesis 21 de una forma poderosa y el Dr. Paul Negrut -Rumano, Presidente de la Universidad Emanuel en Oradea y pastor de la Iglesia con el mismo nombre- predicó esta noche un estupendo mensaje… tú sabes, los buenos mensajes no son los “fáciles de recordar” sino los difíciles de olvidar… este mensaje no fue bueno… fue estupendo. Me siento bien alimentado espiritualmente; aunque Patty y yo estamos verdaderamente agotados físicamente esta noche.

Entretejido con una docena de conmovedoras historias de su experiencia en la Rumania comunista -y lo que sucedió en esa nación luego de la caída del régimen totalitario- el Dr. Negrut nos desafió a través de Hechos 1:8…. conoces muy bien el versículo: “pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra”. El pasaje -nos dijo- trata del Poder que se nos ha ofrecido -el poder del Evangelio; de cómo ese Poder está en la Persona del Espíritu Santo (no es un poder impersonal que podamos controlar) y que cuando esa Persona con Poder entra a nosotros es para lograr el Plan que Dios ya tiene preparado. Poder, Persona, Plan. Simple, ¿verdad? El desafío fue muy claro… el Plan (evangelismo y discipulado) es de la Persona (Dios)… el Poder es de la misma Persona. Esta Persona tiene el Poder para crear de la nada (el D. Negrut usó la sugestiva frase de que “la nada es la materia prima de Dios”)… así que no creas que él necesita “algo” para lograr sus planes. Menos… “algo tuyo o mío”.
Con nada le basta.
Él tiene el Poder.
Me anima.

Como te dije, estoy muy cansado… mañana Patty y yo estaremos desde temprano en la mañana con un grupo de jóvenes… más tarde un devocional… luego habrá comida, comida y más comida. Creo que escogí una mala época para ponerme a dieta.
Pensándolo bien: ¡gracias a Dios que me puse a dieta en esta época!

 

Nos vemos mañana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s